Sin duda es la web de vídeo más popular del planeta, aquella en donde debes aparecer para tener notoriedad dentro de la red. Y ahora Google le ha dado un pequeño lavado de cara, que nos va a permitir disfrutar de una mejor experiencia de uso dentro de la web de vídeo. Son cambios sutil, pero lo suficientemente importantes como para que Google se haya animado a anunciarlos en su blog oficial. Una serie de cambios que vamos a conocer a continuación, y que aunque no son evidentes, ya están ahí en varias versiones de la aplicación.

¿En qué ha cambiado YouTube?

Como decimos son cambios sutiles, pero que en este caso destacan porque nos permiten disfrutar de la plataforma de manera más cómoda, y sobre todo propicia que podamos encontrar antes los vídeos que más nos gustan. La primera de estas novedades es el tamaño de las miniaturas, que ahora son más grandes de lo habitual. Por tanto, es más fácil identificar esos contenidos que queremos ver después, y todas las sugerencias que pueda hacernos la plataforma respecto de los vídeos que pueden ser de nuestro gusto. De esta manera, ahora la cuadrícula es más grande, al mostrar cuatro vídeo por línea y no cinco como antes.

Otro de los cambios importantes es que las miniaturas de los vídeos ahora se pueden disfrutar con mayor resolución, lo que nos permite apreciar mejor lo que nos puede ofrecer ese vídeo cuando lo seleccionemos. De esta manera, ahora esas miniaturas se pueden ver con más detalle cuando aún no hemos clicado sobre ningún vídeo. Ahora también se pueden seleccionar los vídeos que queremos ver más tarde sin tener que entrar en ellos, porque solo hay que mantener el cursor encima de la miniatura para poder seleccionar que ese vídeo se añada a la cola de reproducción.

YouTube también introduce ahora en esta nueva versión la posibilidad de poder seguir una determinada temática en los vídeos, lo que nos permitirá ir viendo nuevos contenidos relacionados exclusivamente con esa temática. Ahora también podemos pedirle a YouTube de manera más sencilla que deje de ofrecernos contenidos de un determinado canal. Para ello lo único que tenemos que hacer es pulsar sobre los tres puntos verticales en la parte derecha de la etiqueta que nos sugiere YouTube, y pulsar sobre el botón de “no recomendar canal” por lo que después de hacerlo no volveremos a ver ese canal entre los recomendados. Como decíamos al principio son cambios bastante sutiles, nada aparatosos, pero que son suficientes para hacer de la reproducción y búsqueda de nuevos vídeos en YouTube algo más cómodo, versátil y fresco.