AMBAS PARTES PENDIENTES AÚN DE UNA SENTENCIA JUDICIAL

AMBAS PARTES PENDIENTES AÚN DE UNA SENTENCIA JUDICIAL

Los libreros detectan precios ilegales en Amazon cada dos meses

La patronal de librerías CEGAL denuncia que tiene que seguir fiscalizando la política de precios de los libros que venden Amazon al encontrar irregularidades cada dos meses en descuentos o importe final de venta al público.

David González | Coveritmedia | @dgonzaleztorres | Madrid | 21/11/2016

Un almacén de Amazon
Un almacén de Amazon | Agencias/Archivo

“Cada dos meses, un librero nos alerta de algún descuento superior al legal en algún libro. Nosotros, como patronal, lo advertimos y Amazon rectifica, cambiando el precio del libro en su plataforma”, explica Juancho Pons, presidente de CEGAL.

La guerra comercial entre libreros y Amazon llega a estos extremos. Son las propias librerías las que tienen que fiscalizar y detectar dentro del catálogo de la tienda online estadounidense este tipo de irregularidades.

No es un proceso automático, sino más bien una información que desvela un cliente en la librería física (‘oye, en Amazon está más barato, mira’), la irregularidad la anota el librero y se la comunica a CEGAL para que Amazon la corrija.

Descuentos por debajo de los autorizados por la ley (10%) que invocan precios de venta de libros más baratos que en otros establecimientos son algo habitual que van descubriendo los libreros, según detalla CEGAL.

“Quien tendría que fiscalizar, si se cumple o no la ley del precio fijo, serían las autoridades o las propias editoriales y no nosotros, los libreros”, añade Pons.

La ley del precio fijo en España establece que cualquier libro debe tener el mismo precio para todos en las diferentes plataformas de venta (librerías físicas, grandes almacenes, tiendas online, etc.). Ese precio lo establecen los editores para toda la red comercial y a éste importe solo se puede aplicar un descuento del 10% en fechas concretas (Día del Libro, por ejemplo).

De hecho, Amazon se saltó presuntamente la legislación cuando hace tres años ofrecía un cheque regalo por la compra de libros en el Día de Sant Jordi, una dádiva que, según los libreros, representaba un descuento encubierto.

Tanto es así que CEGAL y los editores demandaron a Amazon en el juzgado de lo Mercantil de Plaza Castilla (Madrid) por aquel cheque regalo el 10 de julio de 2013. El juicio se celebró el 2 de marzo de 2014.

Los libreros y editores no han pedido dinero en concepto de daños y perjuicios a Amazon por usar el cheque regalo para sortear la ley del precio fijo del libro, pero sí quieren que la jurisprudencia les de la razón para parar posibles réplicas, tanto de la multinacional estadounidense, como de cualquier otro operador.

En juego está si la ley del precio fijo –el mismo para todas las redes de venta, online y offline- se interpreta como quiere Amazon o como siempre se ha hecho por el resto del sector editorial y librero. Visto para sentencia desde hace más de dos años, todos esperan la decisión del juez, aunque Amazon haya pedido que no se haga pública.

El litigio sigue sin sentencia, pero la tienda de Jeff Bezos sabe que cualquier otro movimiento en falso conllevaría consecuencias jurídicas. Por este motivo, cuando algún libro, novela, ensayo, etcétera incumple la ley del precio fijo (el mismo para todos), rectifica en cuando se lo comunican los libreros.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.