TecnoXplora » Internet

LES OBLIGARÁ A PODER DEVOLVER EL DINERO

Kickstarter cambia sus términos legales para luchar contra los 'crowdfunders' tramposos

¿Tienes miedo de no financiar un proyecto de crowdfunding por si el responsable desaparece del mapa? Esta noticia te tranquilizará.

Solamente hace falta que todos usemos el crowdfunding

TecnoXplora Solamente hace falta que todos usemos el crowdfunding

Publicidad

Es muy poco común, pero alguna vez ha pasado: un usuario, con toda su buena fe, decide apoyar un proyecto de crowdfunding porque le ha convencido la creatividad y el esfuerzo de su responsable, así que decide hacer un desembolso económico para ayudarle. Sin embargo (y esto es lo poco común) poco tiempo después el responsable no da señales de vida, no contesta a los correos... y, finalmente, anuncia que el proyecto ha sido cancelado ¿Y ahora qué? ¿Qué pasa con todas las personas que decidieron aportar dinero al proyecto?

Hasta ahora, la solución más 'sencilla' (de sencilla no tiene nada) pasaba por que los usuarios se uniesen para demandar al proyecto, pero desde Kickstarter, la mayor plataforma de crowdfunding del mundo, han puesto de su parte para ayudar a los usuarios en caso de crowdfunding fraudulento.

¿Tu proyecto no ha salido? Devuelve el dinero

Y es que la plataforma acaba de hacer cambios en sus términos legales de uso buscando, precisamente, proteger e inspirar confianza en todos los usuarios que deciden invertir parte de su dinero en el futuro de un proyecto. Por ello, a partir del próximo 19 de octubre, la web obligará a los responsables de los proyectos a responder ante sus mecenas en caso de que el proyecto no acabe saliendo adelante pese a haber conseguido la financiación.

Según los nuevos términos de uso, si un proyecto financiado no consigue salir adelante, sus responsables estarán obligados a:

1.- Publicar una actualización en Kickstarter explicando por qué ha fallado el proyecto, qué ha salido mal y en qué se ha gastado el dinero.

2.- Demostrar la buena fe necesaria para llevar a cabo el proyecto (aunque sea con retraso) y avalar que se han gastado el dinero correctamente.

3.- Devolver el dinero a las mecenas. Como alternativa, y siempre que los mecenas estén de acuerdo, podrán proponer usar los fondos recaudados para llevar a cabo el proyecto de alguna manera alternativa.

Las nuevas condiciones legales persiguen un doble objetivo. Por una parte, que los responsables de los proyectos adquieran un compromiso serio con la plataforma y con todos los mecenas que apoyen su proyecto. Por otra parte, que los usuarios confíen en el crowdfunding como método de financiación.

Y es que en Estados Unidos el crowdfunding es el pan nuestro de cada día en la industria tecnológica, pero no pasa lo mismo en todas partes. En los países en los que el crowdfunding es aún una tecnología emergente (como en España, por ejemplo), es frecuente que un número significativo de usuarios muestre recelo hacia las plataformas de crowdfunding por no estar convencidos de que pueden confiar en que los proyectos que financian se acaben llevando a cabo.

En caso de que los responsables de los proyectos consigan el dinero, su producto no salga adelante y tampoco cumplan con los nuevos términos de uso, los usuarios podrán tomar las medidas legales oportunas.

Publicidad