TecnoXplora » Internet

SOMOS LÍDERES MUNDIALES

Hacia los hogares 4G: ventajas e inconvenientes de 'pasar' del WiFi

A pesar de ser líder mundial en despliegue de fibra óptica, empieza a aflorar en países como España la tendencia contraria: gente que no se conecta a internet en casa desde una conexión fija sino que les basta con una móvil para cubrir sus necesidades.

iPhone

Unplash iPhone

Publicidad

España es uno de los líderes mundiales en despliegue de fibra óptica. Dos de cada tres hogares ya tienen acceso a ella, unas cifras bastante superiores a países como Francia, Alemania o Reino Unido. Y pese a ello, hay una tendencia latente que huye de estas cifras: los hogares que se conectan únicamente a través del 4G. Ni ADSL ni fibra. Y cada vez son más.

Eso es lo que se desprende de una encuesta hecha por Deloitte en siete países. En el caso de España, el 15% de los hogares no tienen una conexión fija a internet, sino que utilizan datos móviles.

 

La mayor ventaja está clara: el importante ahorro mensual que supone no estar anclado a una conexión fija. Pero, ¿qué perfiles de usuarios encajan en estos patrones de uso?

Personas mayores. Una vez sus hijos se han emancipado, en algunos casos su uso de internet se limita a mensajería o alguna red social desde el móvil. El ordenador o no existe o no se usa porque todo pasa a través del móvil. Y con las tarifas actuales de internet móvil es suficiente.

Los que reniegan del streaming. Aunque más jóvenes que los anteriores, son los que no tienen en una conexión de fibra un incentivo suficiente, ya que no consumen contenidos en streaming, quizás ya usen un ordenador en su puesto de trabajo, y para las noches y los fines de semana únicamente necesiten lo que les proporciona su smartphone y una jugosa tarifa de datos.

Televisión conectada
Televisión conectada | Unplash

Hay una tercera vía intermedia entre la fibra óptica y la carencia de ella, la de los routers móviles con una SIM 4G en su interior que ofrecen algunas operadoras, como Amena u Orange. Normalmente tienen un coste inferior al de las conexiones fijas, o en todo caso similar al de las más económicas. ¿Lo malo? Que su cantidad de tráfico está limitado, normalmente a unos 30 o 40 GB mensuales, más que suficiente para quien quiera navegar pero no para quien quiera usar también streaming de vídeo.

Estas últimas 'conexiones' ofrecen también la gran ventaja de la movilidad, algo interesante para quien vive a caballo entre dos hogares o tiene una segunda residencia a la que acude con asiduidad porque funcionan desde cualquier lugar -siempre que tengan cobertura-.

En cualquier caso, es interesante ver que el avance del móvil es tan imparable que hasta logra que se resientan las conexiones a internet fijas, que seguramente resistirían mucho peor el envite si no fuese por la llegada de interesantísimas plataformas de streaming en los últimos años.

Publicidad