La Guardia Civil y otros cuerpos de seguridad del Estado vienen potenciando sus redes sociales en los últimos años, lo que nos está permitiendo conocer casi en tiempo real, todas las amenazas que nos llegan a través de internet. Peligros que pueden alcanzarnos de muchas maneras y ante los que debemos estar preparados. Y en el caso de la Guardia Civil cada pocos días nos ofrece en su timeline de Twitter alertas a las que estar atentos, por lo que seguirles es garantía de estar algo más protegidos de lo normal.

Aunque luego os contaremos exactamente qué hacer en estos casos, debéis recordar una simple máxima en todo lo que tenga que ver con mensajes que nos requieren de algún tipo de pago o entrega de datos personales: ninguna institución, organismo público, empresa de confianza, plataforma o servicio os solicitará información por esta vía. En la mayoría de los casos, el sentido de las comunicación entre las dos partes será de vosotros hacia ellos, y nunca al revés. Sobre todo cuando hay dinero y pagos de por medio.

¿Tienes un paquete en la aduana?

Ahora, desde la cuenta oficial de la Guardia Civil han advertido de una nueva campaña de emails falsos que están llegando a muchos usuarios y en los que vienen a solicitarnos un pago que tiene que ver con un envío que está retenido en la aduana, y cuya situación requiere de que intervengamos. Ni qué decir tiene que, seguramente, no tengáis ningún paquete en la aduana y mucho menos tengáis que solucionar cualquier problema. En el caso de tener que abonar un importe de este tipo a la Agencia Tributaria, el método de comunicación habitual no será nunca el correo electrónico, sino por la propia empresa de mensajería que nos pedirá los euros que sean en la misma puerta de nuestro domicilio.

Si estáis esperando un paquete de un producto comprado fuera de las fronteras de la Unión Europea, como China o EE.UU., en ese caso debéis ser muy cautelosos para no caer en la trampa de ese correo electrónico. Por eso la Guardia Civil ha publicado una alerta muy concreta en la que avisa de que "Detectada una campaña de envío de emails falsos que suplantan la identidad del Departamento de Aduanas. El objetivo es que la víctima realice un pago a través del servicio Paysafecard para recibir el paquete. ¡Es fraude!".

Además, con el mensaje se adjunta una captura de pantalla donde podréis comprobar la cantidad de fallos que delatan que no se trata de una notificación oficial. Simplemente echando un vistazo al remitente y a la dirección de email ya podéis obtener pruebas más que suficientes para saber que estáis ante una intento de estafa. No os dejéis engañar por ese vocabulario pseudo-legal aunque parezca de lo más real. Nuestra recomendación es que ese email lo enviéis directamente a la papelera. Sin llegar siquiera a abrirlo. Solo os traerá problemas.