EN SU LUGAR, UNA COMBINACIÓN DE PATRONES BIOMÉTRICOS

EN SU LUGAR, UNA COMBINACIÓN DE PATRONES BIOMÉTRICOS

Google quiere que el fin de las contraseñas empiece este mismo año

A finales de este año Google tiene previsto que su Trust API esté disponible para todos los desarrolladores, de manera que estos puedan crear sistemas para que los usuarios que entren en sus servicios puedan identificarse sin necesidad de contraseña.

Personalización de contraseñas
Personalización de contraseñas | christiaan_008 en flickr cc

Entre las cosas que Google presentó en su conferencia de desarrolladores I/O está Trust API. Bajo este nombre se esconde –ya no se esconde más en realidad, porque se ha presentado el proyecto– una iniciativa para acabar con las contraseñas.

La cuestión es que no es difícil pensar que los usuarios están hartos de acordarse de contraseñas (porque si fueran fáciles de recordar serían fáciles de averiguar), inventar nuevas (porque, claro, no se pueden repetir) e introducirlas cuando toca (porque hay que volver a escribirlas cada vez y esto no es lo más cómodo del mundo).

Trust API se ha creado a partir del Project Abacus de Google, que se dio a conocer el pasado año con el objetivo de acabar con las contraseñas. Su meta no era reemplazarlas por un método ultraseguro, sino por una mezcla de indicadores combinados para constituir un sistema muy fiable para saber si el usuario es quien dice ser. Y la cuestión Google tiene toda la información necesaria sobre ti para hacerlo

La compañía pretende usar en Android parámetros biométricos para la identificación del usuario, entre los que se encuentran la forma de la cara o los patrones que se ocultan en la voz, pero también otros indicadores más sofisticados, como la forma de moverte, la de escribir o la de deslizar el dedo sobre la pantalla.

Un teléfono móvil con Android

En principio podría parecer una tarea difícil crear estos patrones de forma precisa y distinguir cuándo coinciden y cuándo no. Después de todo, la forma de deslizar la pantalla no debería variar una barbaridad entre una y otra persona. Pero lo cierto es que Google tiene toda la información: toda la que necesita para definir estos patrones y comprobar con fiabilidad su coincidencia.

Así, si el servicio de Google está continuamente ejecutándose en segundo plano en tu smartphone, la compañía puede monitorizar tus movimientos hasta el punto saber cómo utilizas el smartphone. Y esto debería ser lo suficientemente identificativo como para constituir un factor personal y único.

Por sí solo, cada uno de los métodos de identificación biométrica podrían no ser suficiente, pero la combinación de todos ellos podría ser diez veces más seguro que la huella dactilar, según las estimaciones de Google.

A partir de junio el servicio lo probarán organizaciones financieras, pero Google espera que para finales de año su Trust API esté disponible para todos los desarrolladores que quieran trabajar con ella.. y podría ser el comienzo del fin de las contraseñas (al menos en Android).

No es la primera vez que se intenta acabar con las contraseñas, una voluntad cada vez más recurrente en el sector tecnológico. El pasado año Yahoo presentó una forma de acceder a su correo que dejaba obsoleta la introducción de una clave tecleada. Sencillamente el usuario tiene que vincular su cuenta a su móvil y cuando quiere entrar en su email desde el ordenador solo tiene que tener su smartphone cerca. Yahoo lo detecta y le envía una notificación preguntando si está intentando acceder al correo, para lo que sólo habría que tocar en ‘Sí’. Lo de Google, sin embargo, va mucho más allá.

Pablo G. Bejerano | @pablogbej | Madrid | 30/05/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.