El huracán María ha sido el más destructivo que ha golpeado la isla de Puerto Rico desde 1929. Se contabilizaron varias decenas de muertos, y a las pérdidas humanas había que sumar los daños materiales. La devastación había sido feroz: edificios, casas e infraestructuras quedaron asolados.

La reconstrucción avanza muy lentamente y ahora, cuando ya pasan casi dos meses del huracán, hay partes considerables de la isla que permanecen desabastecidas de electricidad. De ahí que Tesla se prestara a reanudar el suministro eléctrico con la instalación de sus baterías y paneles solares. Pero la conexión a internet, por supuesto desbaratada por la catástrofe, es otra de las necesidades que la isla tiene.

En este caso ha sido Google la que ha acudido en apoyo de Puerto Rico. En realidad ha sido Alphabet, la matriz del gigante que aglutina todos sus iniciativas, incluido el negocio de Google como tal. Una de estas aventuras tecnológicas es Project Loon, que consiste en el despliegue de globos de helio de gran altitud para proporcionar conexión a internet.

Y eso es precisamente lo que ha hecho Alphabet en Puerto Rico: tras un acuerdo con las operadoras estadounidenses AT&T y T-Mobile, así como con las autoridades de la isla y el regulador, los globos de Google se han puesto en marcha.

Loon | Alphabet

Recientemente, la compañía ha anunciado que sus globos han restaurado internet en Puerto Rico para más de 100.000 personas. El servicio permite a los usuarios acciones básicas, como el envío de mensajes de texto y el acceso a información online. Hay algunos que incluso han podido captar conectividad LTE, con lo que sus posibilidades se amplían considerablemente.

Estos globos de helio, que se sitúan en la estratosfera a unos 30 kilómetros de altura, funcionan como repetidores de la señal que envían las operadoras. De esa forma, son capaces de proveer de conexión a internet a la zona sobre la que vuelan. La ventaja de estar en la estratosfera es que allí los vientos no soplan fuerte, con lo que os globos se mantienen estables.

La escasa energía que necesitan estos globos la obtienen de los paneles solares que incorporan. Así, sus sistemas de conexión se mantienen operativos y, al mismo tiempo, la compañía puede dirigirlos hacia las zonas donde más se necesitan.

Desde Alphabet advierten de que el empleo de estos globos es aún experimental, y que se trata de una solución de emergencia en una situación de emergencia. Aunque hay necesidades más básicas, como la electricidad y el agua, la conexión a internet es un asidero al que se han aferrado muchos puertorriqueños para estar en contacto con amigos y familiares que viven a miles de kilómetros y a quienes preocupa su estado. Todo suma.