MUCHA COMPRESIÓN, MUCHA CALIDAD

MUCHA COMPRESIÓN, MUCHA CALIDAD

El futuro del vídeo: el formato H.265 ya casi está aquí

¿DVDs? ¿Blurays? El formato físico está muriendo y poco a poco estamos pasándonos todos al formato digital. El códec H.265 podría ser el último clavo del ataúd.

Formato H.265
Formato H.265 | Agencias

Si usas una cámara de fotos relativamente moderna que grabe vídeo o eres dado a bajar películas de internet (legalmente, que me cago en la leche, malpensados), seguramente te hayas topado con esta extraña palabra H.264. ¿Qué puñetas es esto? En resumen, es un formato de vídeo, o en otras palabras, una manera de reproducir imágenes en movimiento. Hay otras, por supuesto, pero esta es especialmente común porque consigue archivos que pesan menos que otros formatos más tradicionales, aunque con un precio: el bajón de calidad.

No quisiera ponerme técnico con estos asuntos, así que resumamos de esta manera: si comprimes mucho un vídeo, le quitas calidad; pero si no lo haces, pesará mucho y será incómodo moverlo de un dispositivo a otro o exigirá mucha potencia para reproducirlo. Por eso se siguen vendiendo películas en DVD y Bluray, porque nos ahorramos este problema. Pero claro, el progreso es innevitable y por eso estamos aquí para hablar del formato H.265, el heredero que viene a comprimir más... y perdiendo mucha menos calidad.

¿Por qué debería importarnos el formato o códec o archivo H.265, que también se denomina HEVC? Porque pronto lo tendrás en todas partes ya que sus ventajas son imposibles de ignorar y hasta gigantes como Google, que quieren imponer sus formatos (en este caso, el WebM), tiemblan ante él. En resumen, el formato H.265 puede comprimir el doble de datos que el formato H.264 con la misma pérdida de calidad, o lo que en palabras más amables, “es el doble de eficiente”.

Eficiencia de HEVC

Por esta razón, y porque nadie tiene derechos sobre este formato -que es algo muy importante a la hora de crear cámaras, móviles y tablets que lo utilicen-, lo más seguro es que para 2016 todos estemos hablando de él y tratando de entender de qué se trata.

Realmente no hay nada de lo que preocuparse: los dispositivos que graben en H.265 podrán reproducirlo sin problema y las apps y ordenadores que no tengan drivers adecuados para hacerlo podrán descargarlos. Al fin y al cabo, ya es posible obtener vídeo en este formato por mecanismos legales y hay reproductores como VLC o Media Player Classic que lo reproducen al vuelo.

Si esto no os tranquiliza, sabed que un archivo grabado en H.265 seguirá siendo .mp4 porque esto es un contenedor estándar de imagen y sonido y no tiene mucho que ver con el códec o formato que lleva dicha imagen. Y no, no necesitaréis conocimientos técnicos para hacer vídeos y pequeños montajes en el sobremesa siempre porque el procedimiento será el mismo.

Solo os queremos avisar de que más pronto que tarde deberíais empezar a fijaros en que los móviles o tablets o cámaras que compréis con intención de usar durante un buen tiempo tengan capacidad suficiente para funcionar con el formato H.265.

El iPhone 6 ya lo usa, aunque de momento solo en la cámara FaceTime delantera, pero apostamos algo a que el iPhone 6S -o como se llame- da el salto definitivamente a este formato. Si Apple ha arriesgado con el Macbook 12 y el USB C, esto que es una apuesta mucho más segura no debería costarle nada. También Android 5.0, la última versión del SO que seguramente lleve tu móvil, ya lo ejecuta sin problemas.

Bruno Louviers | @brunolouviers | Madrid | 12/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.