TecnoXplora » Internet

EN FASE DE PRUEBAS

Firefox permitirá usar distintas cuentas de Gmail o Facebook a la vez

Mozilla ha desarrollado una nueva funcionalidad, de momento experimental, que nos permite compartimentar contextos en la Red, por ejemplo usando un perfil personal y otro de trabajo al mismo tiempo en distintas pestañas. Se acabó lo de hacer malabarismos con varios navegadores.

Firefox

Francesco Lodolo en flickr cc Firefox

Publicidad

Si eres de los que tienen una segunda cuenta de Gmail sólo para registrarte en esa infinidad de páginas que luego te inundarán con correos de novedades y ofertas, estás de enhorabuena. Si tienes dos perfiles de Facebook, tal vez uno más discreto para comunicarte con tus amigos y otro más abierto para cotillear o hacer contactos, también deberías alegrarte. Si manejas a la vez un par de identidades en Twitter, por ejemplo la tuya y la de tu empresa, recibe esta noticia con los brazos abiertos.

Por fin hay solución (fácil, descuida) para un problema que entenderás perfectamente: es casi imposible gestionar a la vez múltiples personalidades virtuales desde un sólo navegador. Si estás, por ejemplo, en Chrome, tienes que andar abriendo y cerrando cuentas o recurrir a un segundo navegador (Firefox, Internet Explorer…) para utilizar dos al mismo tiempo. Un engorro que, si Mozilla se sale con la suya, está a punto de pasar a la historia.

Una nueva función de Firefox, de momento en fase experimental (la puedes probar si descargas la versión ‘nightly’ del navegador), permite maniobrar con las distintas personalidades de manera sencilla o, en palabras de la compañía, “segregar mis identidades online de la misma forma que puedo segregar mis identidades en la vida real”.

Para ello han desarrollado un nuevo sistema de organización basado en lo que llaman ‘containers’, es decir, pestañas que se encuadran en distintos contextos (personal, trabajo, bancos y tiendas) pero que pueden abrirse en una misma ventana del navegador. Cada una de ellas funciona de manera independiente en casi todos los sentidos: con su propia caché, sus propias ‘cookies’, su propio almacenamiento local…

De este modo, por ejemplo, podrías mantener una sesión de Facebook abierta en el ‘container’ de trabajo y otra distinta en el personal. Entre otras cosas, los anuncios que verías en cada perfil serían distintos: unos más relacionados con tu labor profesional y otros con tus gustos y aficiones. Como si tu personalidad se hubiera desdoblado en dos pestañas, una al lado de la otra.

Pero no todo lo que tu navegador sabe o recuerda está compartimentado en este nuevo sistema de Mozilla. Hay ciertas cosas que, por comodidad, comparten todos los ‘containers’: el historial (por si, por ejemplo, quieres comprar desde el perfil de tiendas un producto al que estuviste echando un ojo desde el personal), los marcadores, las contraseñas memorizadas, los certificados, los permisos… En definitiva, toda esa información que ya nos hemos acostumbrado a tener a mano cuando estamos navegando.

Esta forma de compartimentar los diferentes roles que asumimos en la Red también será una bendición para todos aquellos preocupados por su privacidad. Tal y como explica la compañía, “esta función ofrece a los usuarios cierto control sobre las técnicas que utilizan las webs para monitorizarles”. Así, por ejemplo, “las ‘cookies’ de rastreo que se guarden al comprar en el ‘container’ de tiendas no serán accesibles para las páginas en el contenedor personal”.

Resulta especialmente interesante el uso de ‘containers’ para operar con las páginas de banca online. Así, si el usuario sólo accede a sus servicios financieros desde las pestañas concebidas a tal efecto, un atacante no podrá servirse de muchas de las triquiñuelas más habituales para capturar sus datos bancarios, pues las demás pestañas (las personales, las de trabajo, las de tiendas) seguramente no tendrán la información que necesita para explotar alguna vulnerabilidad (por ejemplo, las ‘cookies’ de autenticación).

De este modo, Mozilla mata dos pájaros de un tiro con su nueva funcionalidad: por un lado, soluciona el obstáculo más común que encontramos al usar varios perfiles y, por otro, ofrece una herramienta más (y nunca son demasiadas) para preservar la poquita privacidad que nos queda.

Publicidad