MEDIANTE RECONOCIMIENTO FACIAL

MEDIANTE RECONOCIMIENTO FACIAL

Por fin el selfie sirve de algo: Mastercard quiere que pagues con él

Si eres de los que odian los selfies, esto lo mismo te parece interesante. Al fin serán útiles (de verdad).

Por fin el selfie sirve de algo
Por fin el selfie sirve de algo | Agencias

El mundo tecnológico actual tiene -entre otros- dos problemas: uno verdaderamente peligroso y otro... meh, normalito.

El peligroso es que, pese a su longevidad, las contraseñas no acaban de ser la mejor de las medidas en cuestiones de seguridad informática para los usuarios. Por eso, todas las compañías andan desarrollando nuevas iniciativas –más o menos futuristas– que puedan sustituir a este sistema de protección.

El normalito, que estamos viviendo una epidemia de selfies que incluso ha provocado el resurgir de aberraciones que parecían enterradas como el odioso palo de selfie. Y a los que no nos gustan, no nos gustan nada.

Pero a veces la tecnología nos provee de desarrollos que unen dos problemas para encontrar una solución satisfactoria. Y, de este modo, hemos llegado a un momento en que los selfies podrían incluso a llegar a sustituir a las contraseñas.

Eso es, al menos, lo que pretenden en Mastercard. Y es que el gigante de las tarjetas de crédito, en su lucha por posicionarse dentro del mercado de los pagos online y físicos, está trabajando en una tecnología que permitiría que los usuarios paguen sus diversas compras cogiendo el móvil y haciéndose un simple selfie.

Por ello, en un futuro próximo, la compañía pondrá a disposición de sus usuarios una aplicación para gestionar este tipo de pagos que, de momento, sólo servirá para las compras online, que son las más susceptibles de poder sufrir robos o suplantaciones de identidad de los usuarios.

¿Cómo va a prevenir el fraude?

La pregunta ahora parece medianamente clara: ¿no potenciará esto aún más el fraude online? ¿De qué manera evitará Mastercard que alguien pueda hacer trampas? ¿Cómo se asegurará de que el aparente selfie no sea una foto previamente hecha?

A esta pregunta, la respuesta de Mastercard es la siguiente: la aplicación pedirá al usuario que pestañee, de modo que no se tratará de una imagen estática y quieta, sino que contemplará el movimiento de los ojos del usuario.

Pero, ¿y si el farsante manda un vídeo del usuario pestañeando? Desde Mastercard aseguran, además, que no bastará con que el usuario pestañee, sino que tendrá que hacerlo en un determinado momento (que, imaginamos, será aleatorio) y conforme a las instrucciones que la propia aplicación le vaya dando.

Habrá que ver de qué manera procede la compañía para implantar estos métodos de pago y si surten efecto entre los consumidores. Por lo pronto, desde luego, no parece una idea demasiado mala. Todo sea por encontrarle una utilidad (real) a los dichosos selfies.

C. Otto | @ottoreuss | Madrid | 01/03/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.