Las entrevistas de empleo suelen ser un escollo para muchos aspirantes que buscan de manera periódica ir mejorando en sus condiciones laborales. No hay que estar necesariamente en el paro para buscar oportunidades más provechosas, tanto en el aspecto económico, como en el personal y profesional, por lo que se hace imprescindible convertirnos en unos expertos capaces de superar los obstáculos más infranqueables.

Y Linkedin otra cosa no, pero de poner en contacto a empresas y aspirantes sabe un rato, aunque solo sea por la cantidad de datos que tiene de todos nosotros sobre cómo son nuestros currículums, las puestos a los que aspiramos o el porcentaje de éxito que tenemos. Con todo eso sobre la mesa, pueden hacerse una idea bastante aproximada de cuál es el candidato ideal en el momento que surge una oferta de empleo en la plataforma.

Ensaya y entrena las entrevistas

Con eso en mente, procurar el mayor porcentaje de éxito a sus usuarios, hemos conocido que Linkedin cuenta con una inteligencia artificial (IA) que nos va a ayudar a preparar mejor las entrevistas, de tal forma que nos servirá como un método de entrenamiento que nos va a decir cuáles son las preguntas a las que nos vamos a enfrentar y, más importante todavía, si las respuestas que hemos dado nos van a llevar a buen puerto.

Nuevos algoritmos vigilan el buen comportamiento de la inteligencia artificial | Sinc

Además, por la crisis del Covid-19 que está impidiendo las reuniones presenciales, las empresas que siguen buscando trabajadores pueden acogerse a una modalidad de entrevistas que han dado en llamar como "presentaciones de vídeo". Con ellas, los responsables de recursos humanos pueden entrar en contacto con los aspirantes y concertar una reunión para, según la plataforma, "mostrar sus habilidades soft a potenciales" aspirantes cuando ambas partes no se encuentren "en la misma habitación".

Con este nuevo modo de reuniones telemáticas, Linkedin ha decidido echar una mano a los aspirantes que vayan a realizar una de estas videoconferencias, para que vayan cogiendo práctica ante las preguntas que se van a encontrar. De esta manera, el trabajador podrá practicar distintas respuestas a las posibles preguntas y obtener una evaluación desde la plataformas, con apuntes y consejos "sobre el ritmo, cuántas veces está usando palabras de relleno y frases sensibles para evitar", etc., según LinkedIn.

Con todo ese feedback que recibiremos de la plataforma, podremos ir mejorando nuestra entrevista de trabajo hacia los parámetros marcados por Linkedin, de tal forma que acertemos en las respuestas, el tono, el vocabulario y el resto de datos que nos veremos obligados a dar. Aun así, avisan desde la compañía de que el lanzamiento de esta función ya se ha producido a nivel mundial, aunque a esta hora, en el caso de nuestro país, no está disponible.

Aquellos que estéis interesados, podréis solicitar esta ayuda en la preparación de las entrevistas "inmediatamente después de solicitar un empleo en la página de inicio de empleos de LinkedIn". Eso sí, tal y como os comentábamos antes, en el momento en el que Linkedin lo active para nuestro territorio.