Existe unanimidad en todo el mundo acerca de la importancia de los datos y la tecnología para ayudar a frenar la pandemia de coronavirus. Los móviles, las aplicaciones de autodiagnóstico y, también, todo lo que las grandes tecnológicas y redes sociales pueden aportar con sus ingentes cantidades de datos que almacenan sobre nuestra actividad diaria.

Con eso sobre la mesa, se entienden los esfuerzos a este respecto que están llevando a cabo Apple, Google o, en este caso, Facebook, que en boca (mejor dicho, la pluma) de su CEO, Mark Zuckerberg, ha contado al mundo el plan que tiene para intentar ayudar a detener la expansión de la pandemia, primero recopilando datos y, posteriormente, poniéndolos a disposición de investigadores, organismos e instituciones de todo el mundo.

Pero claro, para contar con información fiable sobre cuáles pueden ser los siguientes focos de contagio, primero los usuarios, todos y cada uno de nosotros, debemos decirle a la plataforma que tenemos síntomas compatibles con la enfermedad. Algo que están haciendo ya comunidades autónomas en España o el propio Gobierno ya que, cada día que pasa, tienen más claro que solo con un control sobre la población será posible terminar con el confinamiento.

Datos, encuestas y análisis de la información

Desde las páginas del The Washington Post, el CEO de Facebook firma un artículo en el que señala que una “mejor información puede ayudar a los gobiernos a determinar dónde enviar recursos, como ventiladores y equipos de protección personal, y eventualmente qué áreas son seguras para comenzar a abrirse nuevamente”.

Facebook y los datos | Photo by NeONBRAND on Unsplash

Por esa razón, cree que “Facebook puede ayudar de manera única a los investigadores y las autoridades de salud a obtener la información que necesitan para responder al brote y comenzar a planificar la recuperación”. De esta forma se ha empezado a mostrar en EE.UU. (próximamente en otros países) “una encuesta de síntomas optativa realizada por investigadores de salud de la Universidad Carnegie Mellon […] Dado que experimentar síntomas es un precursor de enfermarse más gravemente, esta encuesta puede ayudar a pronosticar cuántos casos verán los hospitales en los próximos días“. Ese mismo equipo publicará los primeros resultados esta semana y, al cruzarse con aquellos datos de positivos confirmados, se podrá “ayudar a predecir dónde se propagará la enfermedad”.

El CEO de Facebook aprovechó su columna de opinión para avanzar que esta iniciativa llegará a otros muchos países gracias a una asociación con “el profesorado de la Universidad de Maryland”, que va a permitir ayudar “a los gobiernos y a los funcionarios de salud pública de todo el mundo” con “datos precisos para tomar decisiones en las próximas semanas y meses”. Con todo lo anterior sobre la mesa, si Facebook te sugiere que completes la encuesta de síntomas de Covid-19, ¿vas a completarla? Es cierto que los antecedentes de la compañía en cuanto a la privacidad no animan demasiado a colaborar, pero seguramente si existe un momento en el que echar una mano sea este. ¿O no?