LOS JUGADORES EXPERTOS TENÍAN MÁS DESARROLLADA LA MATERIA GRIS

LOS JUGADORES EXPERTOS TENÍAN MÁS DESARROLLADA LA MATERIA GRIS

Un estudio relaciona los videojuegos con un aumento de la materia gris del cerebro

Una investigación conjunta entre científicos chinos y australianos ha vinculado un mayor desarrollo de la materia gris del cerebro con el acto de jugar a videojuegos.

Jugador de videojuegos
Jugador de videojuegos | ulricaloeb en flickr cc

Pablo G. Bejerano | @pablogbej | Madrid | 28/12/2018

Los jugadores de videojuegos han sido el objeto de estudio del trabajo que han hecho los investigadores de la Universidad de Ciencia Electrónica y Tecnología de China y de la Australian Macquarie University, de Sídney. Ambos centros han colaborado en una investigación que ha observado a gamers expertos y a jugadores menos avezados, con el objetivo de comparar sus funciones cerebrales.

La conclusión a la que han llegado los científicos es que el aumento de la materia gris del cerebro está vinculado con la práctica de los videojuegos. La región concreta que ha estudiado este trabajo se denomina corteza insular o simplemente ínsula. Se trata de un área hundida profundamente en la parte lateral del órgano.

A la corteza insular se le atribuye importancia en una gran parte del procesamiento lingüístico y en otros procesos relacionados con el gusto o el olfato. Aspectos más emocionales, como la compasión y la empatía, así como las experiencias interpersonales se gestionan en esta región igualmente.

Y esta corteza insular es donde los jugadores de videojuegos tenían más desarrollada la materia gris. El estudio tomó por un lado a 27 jugadores considerados como expertos en juegos de acción. El otro grupo estaba compuesto por 30 jugadores de menor nivel, considerados como amateurs.

Todos jugaban a títulos como el League of Legends o el Dota 2. Lo que cambiaba era el nivel de juego y, claro está, las horas que los integrantes de cada grupo se sumergen diariamente en estos universos.

Para analizar los cerebros de los participantes en el estudio los científicos usaron un escáner para hacer resonancias magnéticas. A partir de la comparación de los dos grupos quedó patente una diferencia. Los cerebros de los jugadores expertos presentaban una conectividad funcional más desarrollada y un volumen mayor de materia gris en la corteza insular.

La materia gris del cerebro está relacionada con un amplio rango de funciones, como el control muscular, la percepción sensorial, la memoria, las emociones o el habla. Mientras que una mayor conectividad en la corteza insular permite un pensamiento más ágil y puede llevar a tener una mayor inteligencia.

Los resultados de la investigación, que han sido publicados en Nature, comparan en realidad a jugadores de videojuegos: unos mejores con respecto a otros peores. Así que sin pretender dudar de las conclusiones extraídas por los investigadores, cabría preguntarse si el mayor desarrollo de materia gris en la corteza insular es una consecuencia de la destreza frente a la pantalla o al revés: los que tienen el cerebro configurado de ese modo tienden a ser mejores con los mandos.

Más noticias

Los mas vistos

Becas Red Leonardo

¡Abierto el Plazo! Becas a investigadores y creadores culturales

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.