Llega el verano y, aunque 2020 está siendo muy extraño por la crisis del coronavirus, el confinamiento y la amenaza de un repunte en las próximas semanas, muchos habréis hecho planes para ir a pasar unos días a la playa, o a la montaña, alquilando una casa. Si eres de los que tiene un inquilino conocido, al que recurres todos los años, no tienes nada que temer, pero si miras online en los portales donde se ofrecen todo tipo de apartamentos, seguro que la información publicada por la Policía te interesa.

Y es que es en estas fechas cuando se multiplican las estafas a personas que creer irse de vacaciones a un destino turístico y, cuando llegan, ni existe el piso, ni tenemos inquilino al que acudir y, lo peor de todo, lo que hayamos pagado se ha perdido para siempre. Así que, ¿cómo podemos evitar fraudes así?

La Policía te echa una mano

Fiel a su estilo en redes sociales, y dado que en estos días son millones los españoles que se van de vacaciones, el perfil de Twitter de la Policía ha publicado toda una serie de consejos para detectar potenciales fraudes con las casas que vemos en internet. Un decálogo de cinco puntos que debéis tener muy en cuenta si estáis buceando por servicios de alquiler online.

Lo primero que nos recomiendan desde Policía es lo que llaman "Fotos, fotos y más fotos", es decir, solicitad todo tipo de pruebas de la existencia del inmueble en el lugar que indican y en las condiciones que anuncian. Y tan importante como lo anterior, verificad a través de Google si esas imágenes han sido robadas de otros anuncios legítimos. Esta es una buena prueba de que estamos ante un fraude.

El segundo de los puntos es el perfil de la persona que alquila el inmueble. Si aparece poca información o pone pegas a la hora de comunicarnos con él por otra vía que no sea la online, desconfiad. Para algo tan importante como alquilar una casa, el contacto directo por teléfono es esencial por lo que si no accede... desconfiad de la oferta que os haga.

Otro indicador de que podemos estar ante una estafa es el precio: si veis que es mucho más barato que la media de los ofertados en la zona, no os fiéis de las posibles explicaciones que os pueda dar. Tal y como avisa la Policía, "los anuncios demasiado bonitos en zonas muy demandadas e imposibles de dejar escapar, suelen ser un fraude".

Para el final quedan dos elementos también importantes: la web en la que estáis mirando el posible alquiler, ¿es de fiar?, ¿tiene buenas opiniones?, ¿es utilizada por muchos usuarios? Recopilad información y experiencias en esa plataforma antes de pagar nada. Y por último, el quinto punto, el que la Policía llama "Correos estafa", y que tiene que ver con una sobreoferta de pisos de alquiler para vacaciones que os llegan a través del email sin haberlas pedido vosotros: podrían ser falsos anuncios.