TecnoXplora » Internet » Empresas

CONOCE A DIEGO BALLESTEROS Y EVARISTO BABÉ

Sindelantal: la historia de los españoles que han vendido dos empresas, en dos países y en dos años

Ojito a lo que te vamos a contar: fíjate en estos dos emprendedores españoles y a la forma en que en dos años han hecho casi lo imposible.

Equipo de Sin Delantal

Sin Delantal Equipo de Sin Delantal

Publicidad

C. Otto | @ottoreuss | Madrid
| 19.03.2015 00:02

Cuando a un emprendedor su empresa le va tan bien que consigue venderla, a la hora de montar la siguiente puede haber dos previsiones: por un lado, la de que volverá a triunfar, ya que ha demostrado ser capaz de hacerlo, o la de que el fracaso puede estar cerca, ya que los negocios no son una ciencia exacta y los fracasos (grandes o medianos) son más frecuentes que las victorias rotundas.

Sin embargo, la historia de estos dos españoles es inédita: se trata de Diego Ballesteros y Evaristo Babé, dos emprendedores que han vendido dos empresas, en dos países distintos... y en una separación de tiempo de apenas dos años.

La startup que nació de una necesidad

La historia de esta relación emprendedora nació en 2010 y la cuenta Diego Ballesteros: “Todo surgió como una necesidad real. Un día estaba tomando algo con Evaristo y me comentó que, cuando vivía solo, no era capaz de poner su dirección en internet y encontrar restaurantes que entregasen a domicilio en su zona”. Tras varias conversaciones y algunos estudios de mercado, en octubre de ese mismo año nació Sindelantal en España.

El proyecto nació con una inversión de 70.000 euros, pero los buenos resultados no tardaron en llegar. Apenas dos meses después de nacer, Sindelantal ya gestionaba 500 restaurantes de todo Madrid y 6.500 pedidos mensuales. Por supuesto, los resultados siempre vienen acompañados de dinero, con lo que, poco tiempo después, la startup llevó a cabo dos nuevas rondas de financiación para poder seguir creciendo.

Diego y Varis, de Sin Delantal

Venta por 4 millones a Just Eat

Sindelantal iba como un tiro. Sus números no paraban de aumentar, así que llamó a su puerta un viejo amigo: se trataba de Just Eat, un portal extranjero que, en pleno despegue en nuestro país, parecía muy interesado por nuestros dos protagonistas. Ambas empresas ya habían hablado tiempo atrás, pero fue entonces cuando la cosa fue a mayores, ya que Sindelantal en 2012 ya estaba gestionando 15.000 pedidos mensuales y había comenzado a operar en el mercado mexicano.

Así, en octubre de 2012, Diego y Evaristo vendieron Sindelantal a Just Eat por 4 millones de euros (3,2 millones en efectivo y el resto en acciones), pero se guardaron un pequeño as en la manga: venderían su negocio español, pero el mexicano lo seguirían gestionando ellos.

Un avión a México DF... ¡y venta por 20 millones!

Así pues, una vez consumada la venta, los dos emprendedores hicieron las maletas y, ni cortos ni perezosos, se plantaron en México DF para hacer crecer Sindelantal México. Y vaya si lo hicieron: su negocio ya tenía buena pinta desde que comenzaron en aquel país, pero lo cierto es que no paraba de mejorar. Parecía que, por suerte, estaban replicando en México el modelo que les había llevado al éxito en España.

Y al final, claro, pasa lo que pasa: a principios de este 2015, la historia de amor entre Sindelantal y Just Eat vivió un nuevo episodio con la venta del negocio mexicano por una cifra que, por ahora, no ha salido a la luz pero que, de manera no oficial, podemos asegurar que ronda los 20 millones de dólares. Lo que sí está claro es que donde hubo un éxito, ahora ha habido un segundo.

La pregunta parece obligada: ¿y ahora... qué? ¿Irán montando 'Sindelantales' por media Latinoamérica? Por lo que nos cuentan, es una opción descartada. Sin embargo, parece evidente que antes o después, juntos o por separado, se les ocurrirá una nueva aventura

Publicidad