TecnoXplora » Internet » Empresas

TRIUNFA EN MEDIO MUNDO

Scytl: así es la startup catalana que ha 'robado' a Indra el recuento de las elecciones

Tras 30 años, Indra ha perdido por primera vez la gestión del recuento de los votos de las elecciones. Esta es la empresa que le ha 'robado' el contrato.

Elecciones generales 2019 en España

Agencias Elecciones generales 2019 en España

Publicidad

C. Otto | @ottoreuss | Madrid
| 18.12.2015 00:10

Fue a principios de septiembre cuando saltó la mayúscula sorpresa: tras tres décadas de democracia, la gigantesca Indra perdía por primera vez el concurso público para llevar a cabo el recuento de los votos en las próximas elecciones generales en España.

En la empresa del Ibex-35 estaban en shock: ¿cómo era posible que una empresa del tamaño de Indra (y además de carácter semipúblico) pierda por primera vez en toda la democracia este concurso? Y, sobre todo, ¿qué competidor se había llevado la victoria, teniendo en cuenta que hasta ahora Indra había dominado prácticamente en solitario esta particular 'competición' electoral en nuestro país?

Pues bien, la empresa que le ha 'robado' el contrato a Indra es Scytl, una startup catalana que ha sorprendido a todos con su triunfo por su carácter semidesconocido en la sociedad española, pero que cuenta con una tecnología ganadora que lleva años destacando en medio mundo.

Pero vayamos a los comienzos.

Scytl nació en 2001, pero no lo hizo rodeada de un gran consejo de administración ni de un poderosísimo lobby económico, ni mucho menos. Su origen comenzó a fraguarse en 1994 en la Universidad Autónoma de Barcelona y, más concretamente, dentro de un destacadísimo equipo de investigación.

Por aquel entonces, dicho equipo se encargaba de analizar y desarrollar métodos seguros para el recuento de votos electrónicos, pero pronto vieron que su tecnología podía tener muchísimo más potencial.

Así, siete años después, esta 'spin-off' (término usado en este ámbito para referirse a las empresas que surgen dentro de un equipo de investigación universitario) abandonó la UAB y, esta vez sí, comenzó a rodearse de un gran equipo de inversores y a vender su tecnología por todo el mundo.

350 elecciones en 25 países

Desde su nacimiento hasta ahora, Scytl ha participado de manera activa en cerca de 350 comicios electorales alrededor de más de 25 países de todo el mundo, entre los que cabe destacar grandes potencias mundiales como Estados Unidos, Francia y Noruega, entre otras.

Sin embargo, casi nadie es profeta en su tierra. En España, el papel de Scytl hasta el momento ha sido mucho menor. De su actividad hasta ahora cabe destacar su participación en la consulta sobre la independencia llevada a cabo en Cataluña, para cuyo proceso fue contratada por la Generalitat de Catalunya.

En cualquier caso, lo cierto es que a Scytl se la rifan los fondos de inversión de medio mundo. En su corta trayectoria, la compañía tecnológica ha recibido más de 100 millones de dólares a lo largo de varias rondas de financiación.

De hecho, entre sus inversores está nada menos que a Paul Allen, uno de los cofundadores de Microsoft, que a los mandos de su fondo Vulcan Capital ha invertido cerca de 45 millones en la startup catalana.

Más de 25 millones de beneficio

Las cifras de Scytl, desde luego, no parecen poca cosa. En 2014 la compañía facturó más de 70 millones de euros, obteniendo un beneficio cercano a los 25 millones.

En el concurso del recuento de los votos de las próximas elecciones (para el que se alió con la también española Tecnocom) aparte de con su tecnología, Scytl contó con una ventaja muy notable en su lucha contra Indra: el presupuesto.

Y es que, así como Indra previó una inversión de unos 9 millones de euros, el consorcio formado por Scytl y Tecnocom presentaron una oferta que apenas superaba los 6,5 millones.

En definitiva, una conjugación de ventajas que ha propiciado que este año el cambio generacional político en España no sólo esté en los votos, sino también en la tecnología que se encargará de llevar a cabo su recopilación y recuento.

Publicidad