ASÍ FUNCIONAN LOS TRES SISTEMAS

ASÍ FUNCIONAN LOS TRES SISTEMAS

Samsung podría ganarle la guerra a Apple y Google en el pago por móvil

Los surcoreanos también quieren animar las transacciones a través del teléfono, adelantando al estreno de Android Pay en un campo en el que Apple ya lleva un año de adelanto.

Samsung Pay ya está en período de pruebas en Corea
Samsung Pay ya está en período de pruebas en Corea | Samsung

La vuelta de las vacaciones de agosto va a estar cargadita de sorpresas en los pagos móviles, después de que Samsung anunciara que ya está haciendo pruebas en Seúl de su propio sistema en los Galaxy S6. Un anuncio que ha sorprendido por su rapidez, ya que compraron la compañía LoopPay, el germen de su sistema, en febrero de este año.

El gigante asiático cuenta con la ventaja de que es el más teléfonos vende, aunque en la práctica Samsung Pay solamente esté disponible para sus últimos modelos.

El sistema funciona como la competencia: almacenando las tarjetas en el dispositivo y aprovechando el lector de huellas digital. Aprovechan el chip NFC para guardar tarjetas en pocos paso, pero también incorporan la nueva tecnología MST. Con ella se pueden capturar las bandas magnéticas de las tarjetas de crédito menos modernas. Aunque estén en retroceso es una buena manera de abarcar más “pagadores móviles” en potencia.

Samsung completa el trío de ases que han apostado por facilitarnos la vida al pagar, aunque aún no sabemos cuando podremos disfrutar en España, al depender de bancos, comercios, etc... Y la experiencia con Apple muestran que las cosas de palacio van despacio.

Porque fueron los de Cupertino los primeros que pusieron sobre la mesa -o sobre el lector de tarjetas- una propuesta seria de pagos en noviembre de 2014 Es de recibo recordar que fue Google el que lo tenía todo a favor tres años antes con Wallet a través de los chips NFC, pero la iniciativa no tuvo impulso ni triunfó. Pero sigamos con Apple Pay.

Apple incorporó este chip tres años más tarde, una tardanza por la que fue criticada, pero lo hizo para dar un buen golpe sobre la mesa. En EEUU el sistema soporta el 98% de tarjetas emitidas, pero en Europa de momento solamente lo pueden usar en Reino Unido.

El secreto de que Apple haya tenido cierto éxito es que da un pequeño porcentaje de la venta a sus socios, pero nunca ofrece datos de las tarjetas o las transacciones de los clientes. Todo está encriptado, tal y como dijo Tim Cook en la keynote de presentación en septiembre de 2014.

Google parece que quiere recuperarse del revés de Wallet y anunció Android Pay, un nombre poco original, al tiempo que presentaba Android M, que se implantará a partir de otoño. Su sistema es una plataforma abierta a cualquier dispositivo con Android 4.4 y superiores que cuenten con chip NFC.

Esta última es una buena noticia, porque si se hubiera restringido a la próxima versión del sistema operativo podríamos esperar sentados al sucesor de Google Wallet, teniendo en cuenta la lenta adopción de Android. Aunque habrá que ver si la función de lectura de huellas dactilares se circunscribirá únicamente a Android M o se extenderá al sistema de Android Pay para cualquier versión anterior (básicamente KitKat y Lollipop).

Una parte positiva de la nueva solución de Google es que no necesitas abrir la app y que es 'open source', pudiendo usarlo también en las aplicaciones de tus bancos.

Se avecinan meses cruciales para los pagos móviles y habrá que ver quién es el primero en hacerse con el Trono de Hierro. O si hay un empate y un tercero en discordia o hasta un triunvirato ganador formado por Apple, Google y Samsung.

Javier Pérez Rey | @javierperezrey | Madrid | 17/08/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.