Pon un garaje en tu vida. Ese lugar lleno de trastos y algo de monóxido de carbono parece todo un amuleto en el mundo de las ‘startups’: no hay nada como empezar un proyecto con un par de tablones a modo de mesa en el lugar en el que se suele dejar el coche para seguir así los pasos de Steve Jobs y otros genios que construyeron grandes imperios desde un garaje.

Google, que también pasó una temporada durante sus inicios en uno de esos garajes de Silicon Valley y ahora poco tiene que ver con aquel proyecto iniciado por Sergey Brin y Larry Page, quiere dar a otros pequeños empresarios la oportunidad de pasar por un garaje.

Sin embargo, este garaje que Google ha abierto para pymes tiene poco que ver con los famosos trasteros en los que empezaron las grandes compañías de la tecnología. Este se encuentra a miles de kilómetros de Silicon Valley y, en realidad, es digital.

Todo tendrá lugar en Leeds, donde la ‘gran G’ ha abierto un garaje digital con el que pretende darle un empujoncito a los pequeños empresarios de la localidad británica para que den un paso clave en pleno año 2015: dar el salto a internet.

Creciendo con Google

“Hoy en día, cualquier empresa, grande o pequeña, puede utilizar la web para conseguir nuevos clientes y crecer”, explica Google en la web de su garaje digital. “Te invitamos a ver cómo nuestras plataformas y herramientas pueden actuar como motor de crecimiento”.

Las cifras, según Google, no engañan. Las pequeñas empresas con una fuerte presencia en internet pueden crecer al doble de velocidad que el resto. Así que las compañía no ha dudado en llegar a Inglaterra para explicarles a los empresarios las maravillas de sus herramientas –obviamente- a la hora de dar el salto a la web.

El proyecto, en el que Google invertirá varios millones de libras y que permanecerá abierto durante al menos seis meses servirá para que los pequeños empresarios locales adquieran ciertas habilidades digitales para llevar su negocio más allá del mostrador de su tienda.

La ayuda prestada por Google tiene dos modalidades: una formada por eventos en los que expertos explicarán a los empresarios cómo mejorar su presencia en la Red a través de la optimización web o el desarrollo de campañas de marketing ‘online’, y otra con tutorías personalizadas.

Este desembarco europeo de Google para ayudar a las pymes, que coincide con la apertura del Google Campus de Madrid, no va solo enfocado a los emprendedores, sino que pretende mejorar en general las habilidades tecnológicas de los habitantes de Leeds.

Así, la ‘gran G’ invertirá también en la formación de unos 25.000 profesores para que la informática y el código estén al alcance de la mayoría en la ciudad inglesa. La guinda del pastel la pondrá Google con la colaboración de la Fundación Raspberry Pi: la compañía donará a las escuelas locales ordenadores de bajo coste de la famosa frambuesa.

En principio, este garaje digital de Google sería el primero de los cinco que pretende abrir en Reino Unido para echarle un cable a los emprendedores locales. Por ahora, se desconoce cuáles serán las otras cuatro ciudades británicas a las que llegarán los aires emprendedores de Silicon Valley y si, desde ahí, la compañía seguirá expandiendo su taller para pymes ¿Tendrá España un garaje de Google?