TecnoXplora » Internet » Empresas

COMPRA MILLONARIA

Musk compra 'X.com': la historia detrás de la adquisición, y los planes de su nuevo dueño

No sabemos los millones de dólares que ha soltado por él, pero seguro que no sólo se lo ha comprado por nostalgia y por ser el dominio de la segunda startup que fundó.

Elon Musk

OnInnovation en Flickr bajo licencia CC Elon Musk

Publicidad

Tiene tres empresas multimillonarias en los sectores del coche eléctrico, la energía solar y el transporte espacial, contando con un patrimonio neto de más de 15 billones de dólares. Así que Elon Musk, bautizado por algunos entusiastas como el Leonardo Da Vinci del siglo XXI, puede darse el capricho que quiera.

No obstante, la compra del dominio x.com a PayPal, su anterior empresa, puede levantar alguna suspicacia. No es porque quiera apostar por el contenido adulto y, ni mucho menos, a que vaya a dar guerra en los pagos online. De hecho, tiene unas expectativas mucho más altas... concretamente en el espacio.

La adquisición del dominio fue desvelada por el blog 'Domain Investing', y para conocer su origen tenemos que remontarnos al año 2000, cuando la empresa de servicios financieros x.com, de Elon Musk, fue adquirida por Confinity, que por ese momento tenía un pequeño sistema de transferencias online llamado PayPal. Aún así, prevaleció el nombre de x.com hasta que en 2001 se cambió la marca a PayPal.

Musk abandonó la compañía por discrepancias y ésta pasó a manos de eBay en 2002 por 1,5 billones de dólares, una operación que le dejó un buen pellizco de dinero... y también sin su querido dominio.

Pero el dominio no estaba muerto, estaba tomando cañas, así que Musk se lo ha comprado a PayPal -aunque seguramente no le habrán hecho precio de amigo, contando con que z.com, otro dominio con una sola letra, se vendió en 2014 por casi 7 millones de dólares-.

Los planes de Musk

En el tuit de abajo Musk afirma que le es más que suficiente el “valor sentimental” de x.com, al menos por el momento. Sin embargo existen varias teorías, que han desgranado medios como 'Mashable' o 'The Verge'.

La primera es que quizá pueda acoger todas sus diferentes empresas bajo el mismo paraguas, como Google hizo con Alphabet reuniendo todos sus proyectos bajo la misma matriz.

Otra opción, más factible, es que el Model X de sus coches eléctricos pueda aprovecharse del nuevo dominio, aunque la X también está presente en su empresa espacial, que se llama SpaceX. Parece que la obsesión de Musk por esta letra viene del siglo pasado, y que no se debe a que vaya a especular con su nueva compra para vendérselo a Marvel para que ésta promocione los X-Men...

Publicidad