TecnoXplora » Internet » Empresas

¿OS SUENA UNA COSA LLAMADA GMAIL?

Lo mejor de las grandes empresas tecnológicas nacen cuando sus empleados están a otras cosas

Algunos de los mejores productos desarrollados por las grandes empresas tecnológicas nacen del tiempo libre de sus empleados en horas de oficina.

Tim Cook, CEO de Apple

Agencias Tim Cook, CEO de Apple

Publicidad

Se acaba de lanzar un nuevo teclado para iPhone llamado Hub Keyboard, desarrollado por Microsoft, que introduce unas cuantas ideas interesantes que funcionan para ‘powerusers’ de productos de Office. Os animo a probarlo si tenéis un teléfono de Apple, pero este tema no trata sobre esto, sino del programa interno de Microsoft donde se ha originado y la tendencia en otras compañías tecnológicas.

Microsoft Garage, en el caso del teclado, es un programa dentro de la susodicha compañía pensado para hacer proyectos más pequeños y de desarrollo más breve, como Hub Keyboard. Hay otros programas que han nacido de ese 'laboratorio', como Snip, pensado para hacer capturas de pantallas cómodamente y anotarlas con texto, dibujos o incluso grabaciones de sonido. Uno de mis favoritos, sin embargo, es SandDance, que permite visualizar datos como infografías de formas muy sencilla pero con un resultado francamente profesional.

Lo interesante es que Microsoft concibe estos programas como una forma de reconciliar a sus trabajadores con sus pasiones. Crear equipos más pequeños con un objetivo más a corto plazo puede considerarse una forma de reducir la productividad con respecto a objetivos más importantes de la empresa, pero también puede entenderse como una forma de conseguir ideas más innovadoras y explotarlas rápido por si pueden usarse para hacer cosas más grandes.

Microsoft Garage

Ya existe en otras compañías

No es algo original, sin embargo. Google ha visto cómo algunos de sus proyectos más importantes nacían de la misma idea de proyectos al margen del trabajo, algo que ellos apodaron el “20% time”. La idea es sencilla: los empleados de la vieja Google podían tomarse ese porcentaje de tiempo de su jornada laboral para proyectos personales, aunque pasaban a ser propiedad de la compañía. Así fue como nacieron ni más ni menos que Gmail, Google Talk o Google News, todos francamente importantes a día de hoy en la empresa.

Es una lástima que esta norma ya no exista en Google porque ahora se exige más rendimiento a los empleados, si bien algunos líderes de equipo pueden asignar a sus empleados a proyecto más pequeños –de ahí que Google Labs ya no exista, pues esos proyectos se están llevando a puertas cerradas en su secretísimo Google X Lab-.

Apple hace más o menos lo mismo desde que Tim Cook llegó a CEO tras la muerte de Steve Jobs. El cofundador de Apple era pelín borde con sus empleados, y aunque la idea original de crear pequeños equipos para trabajar en algo es más o menos suya, Apple la abandonó bien temprano. Ahora parece haberla recuperado, como decíamos, y lo ha apodado Blue Sky, aunque no conocemos ningún proyecto suyo todavía. Al tiempo.

Por su parte, Facebook también tiene ideas parecidas, que traducen en forma de 'hackatones' temáticos para todos sus empleados durante algunos días cada varios meses. LinkedIn también tiene su InCubator, que es el ejemplo más extremo de estas medias: los empleados pueden tomarse de uno a tres meses para desarrollar sus propias ideas, aunque deben pasar por ciertos filtros primero.

En definitiva: ¿no sería bonito poder dedicar un tanto por ciento de nuestro tiempo a hacer otras cosas en nuestro trabajo, aunque en el fondo sea por el beneficio de la empresa? Todos seríamos más felices. Bueno, salvo si eres autónomo.

Publicidad