TecnoXplora » Internet » Empresas

ENTREVISTA AL VICEPRESIDENTE ECONÓMICO DEL INSTITUTO DE EMPRESA

Juan José Güemes: “El empleo no lo crean las grandes empresas, sino las pequeñas y jóvenes”

¿Estamos siendo un poco pesados con el discurso emprendedor? ¿Salvarán los emprendedores el empleo? Juan José Güemes, del IE, nos responde a estas y otras preguntas.

Juan José Güemes, exconsejero de la Comunidad de Madrid y vicepresidente del IE

Antena3.com Juan José Güemes, exconsejero de la Comunidad de Madrid y vicepresidente del IE

Publicidad

C. Otto | @ottoreuss | Madrid
| 18.12.2013 18:14

Es una de las mayores caras visibles del IE Business School, “una de las diez mejores escuelas de negocio del mundo”, según sus propias palabras. Juan José Güemes compatibiliza su función en el IE con la inversión en diversos tipos de empresas, así que quedamos con él para hablar de emprendimiento e internet.

¿Qué es para ti un emprendedor?

Un emprendedor, desde luego, es quien crea una empresa, pero también se puede ser emprendedor dentro de una empresa grande. Mientras un gestor se dedica a gestionar de manera eficiente los recursos y la riqueza de la empresa, un trabajador con perfil emprendedor busca nuevas oportunidades y nuevas metas para su compañía.

Ahora todo el mundo habla de emprendimiento. ¿Estamos ante una posible burbuja?

¡Bendita burbuja! El discurso instalado durante años en Europa y en España ha sido la demonización del empresario. No creo que haya burbuja, pero es cierto que, como ahora los emprendedores tienen un espacio mayor en los medios de comunicación, están obteniendo un reconocimiento social que quizá antes no tenían.

Todo esto es positivo, ya que la capacidad de crecimiento de una sociedad en realidad reside en los emprendedores. Un estudio que hizo la Kauffman Foundation hace unos años revelaba que la mayor parte del empleo que se crea en Estados Unidos procede de empresas de menos de cinco años. En nuestro país pasa lo mismo: el empleo no lo crean las grandes empresas que llevan varias generaciones, sino las pequeñas y jóvenes, las que llevan poco tiempo. Muchas de esas empresas cerrarán, sí, pero propician que nazcan otras, y es así como se mueve la economía y como se crea empleo.

¿Servirá el empleo online para remontar el desempleo? Las cifras dicen que las empresas de internet no se caracterizan por crear mucho empleo, precisamente. O, al menos, no al mismo al que se destruye el empleo offline...

A todas las tecnologías les han atribuido el defecto destruir empleo, pero no es cierto. Cuando llegó la imprenta, se dijo que Gutenberg destruiría el empleo de los copistas, pero, ¿cuántos empleos directos e indirectos creó esa industria? Muchísimos. No creo que las empresas de internet destruyan empleo; lo que pasa es que estamos dentro de una gigantesca transformación que hace que surjan dudas. Pero vamos, yo no tengo ninguna: las empresas de internet no solo tienen un gran impacto, sino que también crean empleo.

Rara es la semana que no se publica un libro sobre emprendedores o que un banco no hace algún evento relacionado con el emprendimiento. ¿Nos estamos poniendo un poco pesados? ¿Puede haber un poco de hartazgo entre el ciudadano medio?

No sé si habrá hartazgo o no, pero lo que está claro es que todo esto beneficia tanto a los emprendedores, que tienen mayor protagonismo, como a las grandes empresas, que están apostando por la innovación y por acercarse a los emprendedores. Todo esto puede ser clave a la hora de que una empresa española pueda destacar fuera. Y, por supuesto, beneficia a nuestro país.

Tengo un amigo que me dijo un día: “Estoy hasta los cojones del discurso emprendedor”. ¿Lo entiendes?

Bueno, lo respeto [risas]. Pero estoy convencido de que hay personas con actitud emprendedora que podrán contratar a tu amigo, y eso también puede hacer que mucha gente que no se haya planteado emprender lo acabe haciendo.

Los políticos son casi los que más hablan de emprendimiento, cuando muchos de ellos no solo no han emprendido en su vida, sino que, en ocasiones, ni siquiera pasado nunca por la empresa privada. Tú has estado en los dos frentes: ¿sabe un político lo que dice cuando habla de emprendimiento?

Hombre, unos tendrán más conocimiento de causa y otros menos, pero yo me alegro de que todos los políticos, sean del partido que sean, se estén dando cuenta de lo necesarios que son el emprendimiento y la actividad empresarial. Y esto hace unos años no pasaba, ¿eh? Algunos políticos veían la actividad empresarial como una amenaza, una especie de lucha de clases en la que tenían que tomar partido. Por suerte, la visión está cambiando.

Ahora se anima a todo el mundo a emprender, independientemente de que para ello haya que tener unas aptitudes concretas. ¿Hay mucha gente emprendiendo como pollo sin cabeza ahora mismo?

Nadie nace con un letrero en el que ponga 'Yo no valgo para emprender'. Podemos tener mejores capacidades para unas cosas y peores para otras, pero no creo que nadie nazca con una incapacidad absoluta para emprender. Por otro lado, las estadísticas dicen que la mayoría de las empresas mueren a los pocos años de nacer, pero eso no significa que ese empresario no valga. No hay que estigmatizar el fracaso empresarial, entra dentro del funcionamiento lógico de la economía.

De todos modos, estoy convencido de que emprender es algo innato a las personas. A lo mejor no a la hora de montar empresas, pero sí en otros aspectos. Por lo general, casi todas las personas son creativas de un modo u otro, y eso forma parte del emprendimiento. Todo el mundo lleva dentro la capacidad de emprender.

Pero, ¿no estaremos lanzando a emprender a mucha gente que se puede arruinar mañana por la mañana?

De emprender solo es responsable el que emprende, ojo. De todos modos, ¿por qué hablamos del fracaso solo cuando se emprende? ¿Por qué ponemos tanto énfasis en lo que pueda pasar? Todos sabemos, por ejemplo, que un porcentaje de los matrimonios fracasan, pero nadie habla de eso el día de su boda. ¿Por qué sí se hace en la actividad emprendedora?

Hombre, si te divorcias no tienes por qué arruinarte, pero si fracasas al emprender, sí...

Vale, pero bueno, eso ya entra en la escala de valores de cada cual, de si piensa que un fracaso empresarial es peor que uno personal. Lo que quiero decir es que no pongamos tanto énfasis en lo que pueda pasar, sobre todo en lo malo. Trabajar por cuenta ajena también entraña muchos riesgos, pero no ponemos énfasis en ello.

¿Qué le dirías a una persona que está en paro y no sabe si emprender?

Bueno, para empezar, no creo que emprender tenga por qué ser una alternativa al paro. Uno emprende si tiene un proyecto y la capacidad de ponerlo en marcha, no por el hecho de estar en paro. Muchos emprendedores, de hecho, cuando emprenden, dejan un trabajo estable y muy bien retribuido. Una persona que esté en paro puede plantearse emprender si tiene un proyecto y cree que lo puede llevar a cabo, pero no tiene por qué ir ligado al hecho de estar en paro.

Publicidad