TecnoXplora » Internet » Empresas

TU DOSIS DE NOMADISMO DIGITAL

Unas inolvidables "vacaciones de trabajo": diez destinos para autónomos y emprendedores

Si eres 'freelance' o estás montado una 'startup' y te quejas de que no tienes vacaciones, te quejas de vicio. Ahora trabajar y sacar adelante un negocio no está reñido con la playa y la desconexión en contacto con la naturaleza. Unas “vacaciones de trabajo” en Cádiz, Marruecos o California pueden servirte al mismo tiempo para descansar y aprender de otras culturas de trabajo.

Vacaciones, sí, pero mientras trabajas

Agencias Vacaciones, sí, pero mientras trabajas

Publicidad

Cientos de jóvenes, mayoritariamente 'freelances' o autónomos que trabajan a través de internet, se echan el negocio a la mochila y se aventuran a recorrer los cinco continentes con la casa a cuestas. Los han llamado nómadas digitales, y tienen, al menos, un par de cosas en común: prefieren gestionar la incertidumbre que coger polvo en una silla de oficina y solo necesitan un ordenador y una buena conexión 3G para salir adelante. Muchos son programadores o diseñadores, pero entre ellos hay también psicólogos a distancia y profesores que imparten sus lecciones por videoconferencia a miles de kilómetros de sus alumnos.

Persiguen el buen clima y las ciudades baratas, con precios y alquileres a medida de sus bolsillos, más o menos abultados según el caso. A menudo trabajan en la playa o en contacto con la naturaleza, aunque también recurren a oficinas compartidas y centros de 'coworking'. Son arrojados -algunos dirán que temerarios- pero su modo de vida requiere, paradójicamente, una enorme planificación.

Si te atrae la idea de conocer otras culturas y aprender de ellas mientras sacas adelante tus proyectos, no hace falta ser un trotamundos o un Willy Fogg contemporáneo para probar lo que se siente. Autónomos, 'freelances' y emprendedores recurren cada vez más a una experiencia intermedia, menos arriesgada, que se podría bautizar, valga la contradicción, como “vacaciones de trabajo”. Si no descartas intentarlo, estos son algunos de los destinos que puedes plantearte:

Las Palmas de Gran Canaria

Por 50 euros al día (40 si te animas a compartir habitación) The Surf Office ofrece alojamiento en una zona tranquila, no turística, de la siempre veraniega capital de Gran Canaria. Zonas de trabajo compartido con mesas y conexión de alta velocidad o actividades grupales casi a diario (con el surf como máximo protagonista) son algunos de los alicientes que ofrece este alojamiento.

Lisboa

La capital de la vecina Portugal también está entre los destinos que propone The Surf Office, concretamente el barrio de Cais do Sodré, a tres minutos del tren que lleva hasta las playas y a 15 minutos andando del río Tajo. Por 65 euros al día (45 por persona en una habitación doble), podrás gozar de una oficina en buena compañía y un lugar tranquilo donde descansar y hacer turismo después del trabajo.

Torre de Belem - Lisboa

Santa Cruz (California)

A unos 100 kilómetros de San Francisco y aún más cerca de bastiones de Silicon Valley como Palo Alto o Mountain View (a algo menos de una hora de viaje) se encuentran las paradisíacas playas de la Meca californiana del surf. Destino de lujo para disfrutar de unas perfectas vacaciones de trabajo, eso sí, algo más caras: 95 euros el día que se reducen a 70 por persona en una habitación para dos o a 65 en una habitación compartida.

Zahora (Cádiz)

A dos minutos de la playa de esta localidad cercana a Gibraltar se encuentra el Cortijo Miguelín, un complejo de pequeños chalés o apartamentos con piscina comunitaria que los fundadores de Sunny Office han convertido en un lugar de trabajo y vacaciones. La habitación individual cuesta 650 euros por persona y semana; la doble, 500. Hay descuentos del 10% para grupos y de la alimentación se encargan ellos (aunque te costará entre 60 y 100 euros más). Si quieres apuntarte, haz hueco en la agenda del 19 de septiembre al 3 de octubre.

Sitges (Barcelona)

Para una estancia en la costa catalana, también del 19 de septiembre al 3 de octubre y organizada por Sunny Office, tendrás que ahorrar lo mismo: 650 euros por semana en un cuarto individual y 500 en uno compartido (más la cesta de la compra). El alojamiento es más lujoso, pero está algo más lejos de la playa – a unos 15 minutos andando-. Tendrás la Ciudad Condal, eso sí, a solo 30 minutos en tren.

Iglesia en Sitges

Taghazout (Marruecos)

Un pequeño y acogedor pueblo de pescadores en la costa marroquí es el destino más económico de cuantos componen esta lista. Allí ofrece The Blue House dormitorios compartidos por 300 euros semanales, pensión completa, a los que tendrás que sumar 150 si quieres una habitación para ti solo. Hay otra ventaja: las 'startups' que se animen a pasar allí una temporada tendrán su propia oficina, dejando el 'networking' para las comidas, las actividades y los ratos de ocio.

Yerba (Túnez)

Voley playa, yoga, excursiones, noches de cine y mucha playa son algunas de las actividades que propone Coworking Camp para la estancia que organiza en la isla tunecina del 2 de noviembre al 13 de diciembre. Sí, en pleno invierno, pero allí la temperatura en esa época del año ronda los 22 grados. Cuesta 32 euros la noche en habitación individual (52 por una doble), pero tienes que pagar aparte el puesto en el espacio de 'coworking' (entre 250 y 1.000 euros por semana según tus preferencias).

Antalya (Turquía)

Más o menos por las mismas fechas, del 3 de noviembre al 15 de diciembre, Startup Abroad te recibirá con los brazos abiertos en esta ciudad mediterránea al suroeste de Turquía. El precio del alojamiento es imbatible (27 euros la noche con todo incluido), pero tendrás que pagar aparte el espacio de 'coworking' (1.000 euros si decides quedarte las seis semanas). De nuevo, el invierno no es inconveniente: las temperaturas suelen oscilar por esas fechas entre los 15 y los 21 grados.

Silicon Valley

Una 'hacker house' en la cuna de las multinacionales tecnológicas es lo que ofrece Startup Embassy a los que decidan pasar una temporada en Palo Alto (California). 'Coworking' y alojamiento rodeado de otros emprendedores y 'freelances' en la ciudad donde residen (o residieron) magnates como Larry Page, Mark Zuckerberg, Elon Musk o el mismísimo Steve Jobs.

Rutas por Europa

Si la playa no está entre tus preferencias y quieres centrarte en los negocios, elige Startup Tour, la autodenominada “primera agencia de viajes para fundadores de 'startups' ”. Sus rutas por enclaves europeos como Berlín incluyen, además de ocio, visitas a aceleradoras y reuniones con destacados inversores que podrían estar interesados en tu idea.

Publicidad