EL MATERIAL DEL FUTURO

EL MATERIAL DEL FUTURO

Grafeno, ¿el inicio de una nueva revolución tecnológica?

Desde su descubrimiento ha habido todo tipo de elucubraciones sobre sus propiedades y posibles aplicaciones. El grafeno y otros materiales descubiertos después están llamados a revolucionar la electrónica, pero... ¿cuándo lo veremos?

Grafeno
Grafeno | Wikipedia

El grafeno, una capa de carbono de un solo átomo de grosor, es el material destinado a ser el gran protagonista entre los materiales descubiertos en lo que llevamos de siglo XXI por sus magníficas propiedades, de las que ya hemos hablado en TecnoXplora. Desde que se descubrió en 2003 el número de investigadores apuntados a investigar el material “de moda” es enorme. Además de contar con el aumento vertiginoso en patentes relacionadas con este nuevo material desde 2008 y el Nobel de Física a sus descubridores, Andrei Geim y Konstantin Novoselov, en 2010.

¿Qué es el grafeno y que propiedades tiene?

Hemos leído en varias ocasiones acerca de los usos prometedores del grafeno, pero pocas veces nos explican sus características revolucionarias y su salto del ámbito científico al tecnológico. El grafeno está compuesto del elemento básico de nuestra vida, el carbono, tiene una forma hexagonal que recuerda a los enjambres de abejas y una delgadez tal que asusta, ya que no tiene volumen. Como ejemplo, los premios Nobel ha afirmado que una hamaca de un metro cuadrado de este material podría aguantar el peso de un gato de cuatro kilos. Lo más impactante: que esa hamaca pesaría menos que el bigote del animal y sería transparente.

El grafeno, por otra parte, es doscientas veces más fuerte que el acero y, estirándolo, más resistente que el diamante, pese a su apariencia frágil en el microscopio. Y también es un gran conductor de electricidad, entre otras características que se siguen descubriendo en los laboratorios y que puede llevar a que tenga tantas aplicaciones como los plásticos.

Las múltiples aplicaciones del grafeno

Un material cuya producción al principio era costosa y compleja podría haber estado abocado al fracaso, pero en el caso del grafeno los físicos han trabajado con buenos resultados para que su fabricación sea más barata. Un material en cuya investigación la Unión Europea (incluida España, con grandes nombres trabajando en el, como Francisco GuineaPablo Jarillo-Herrero) está muy implicada, con grandes aportaciones de fondos para los investigadores.

Una vez conseguido que su producción sea más asequible podremos ver dentro de unos años, en nanotecnología, baterías más duraderas, pantallas táctiles flexibles para dispositivos gracias a su elasticidad, procesadores ultrarrápidos y todo un sinfín de avances en hardware, incluyendo un internet mucho más rápido por su asombrosa conductividad.

Pero el grafeno tiene muchísimas aplicaciones más. Se podrá usar en estructuras de aviones, en microscopios electrónicos de transmisión, en paneles solares y otros dispositivos de captación de energía, en fabricar neumáticos y componentes de un coche más resistentes, en tejidos humanos para implantes artificiales (los biomédicos han estado desarrollando una retina artificial usando grafeno), incluso en desaladoras de agua de mar...

Y muchas más que aún no se ha hecho públicas. Algunas se conseguirán, otras se quedarán en el camino, pero el increíble momento que está proporcionando el grafeno a los científicos es comparable, salvando las distancias, con la primera revolución industrial.

Javier Pérez Rey | @javierperezrey | Madrid | 13/11/2013

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.