Google sigue haciendo adquisiciones más que interesantes. Ahora ha sido el turno de Nest (‘nido’ en inglés). Creada en 2011 por uno de los padres del iPod y exvicepresidente ejecutivo de Apple, Tony Fadell, la compañía es una de las más punteras en la fabricación de dispositivos inteligentes para hogares, como detectores de humo y termostatos. Por ella, Google ha desembolsado la astronómica cifra de 3.200 millones de dólares (unos 2.340 millones de euros).

En un comunicado hecho público en el blog de Google, el consejero delegado del buscador, Larry Page, ha dado la bienvenida a los trabajadores de la compañía y ha asegurado que están “emocionados” por que esta unión “traiga grandes experiencias a más hogares en más países y satisfaga nuestros sueños”.

Fadell también ha alabado la compra y ha dicho que, con esta adquisición, “Nest estará mejor situada para construir dispositivos que hagan la vida más fácil y que tengan un impacto positivo en el hogar”. Nest seguirá funcionando independientemente, manteniendo su marca, según han asegurado.

A la operación le falta el visto bueno de las autoridades de competencia estadounidenses, que se espera para los próximos meses. De momento, ninguna de las dos partes ha avanzado en qué proyectos trabajarán juntas. Aunque no hace demasiado se filtraba la posibilidad de que Google estuviera trabajando en una app-termostato inteligente.

 

 

En una entrevista con los usuarios, Tony Fadell afirmó que “hay un montón de cosas chulas que podamos hacer juntos, pero no se puede contar nada aún”. Además, aseguró que no compartirán los datos de sus clientes con el buscador. Un alivio para los más celosos de su privacidad.