TecnoXplora » Internet » Empresas

ALGUNAS TIENEN CAPACIDAD PARA MONITORIZAR TUS TUITS O TUS POST DE INSTAGRAM

Estas son las startups de análisis de datos en las que ha invertido (de extranjis) la CIA

Un documento revela las inversiones que ha realizado In-Q-Tel, el brazo de capital riesgo de la CIA, en algunas startups de Silicon Valley. Muchas están relacionadas con el análisis de datos, y algunas de ellas son especialistas en rastrear las redes sociales en base a unos objetivos.

Logos de Facebook e Instagram

amsfrank en flickr cc Logos de Facebook e Instagram

Publicidad

La CIA no tiene la fama que se ha labrado a pulso la NSA desde que Snowden revelara su programa de cibervigilancia masivo, pero no deja de ser probablemente la mayor organización de espionaje a nivel mundial. De ahí que sea interesante saber en qué sitios anda husmeando su brazo inversor, la entidad de capital riesgo In-Q-Tel.

Un documento obtenido por The Intercept, el medio creado en 2014 por los periodistas que se habían comunicado con Snowden, revela una lista de empresas en las que ha invertido In-Q-Tel en los últimos tiempos sin hacer públicos los movimientos. Destacan dos de ellas por su valoración, que se calcula en más de 1.000 millones de dólares, el límite para considerarse lo que llaman un ‘unicornio’ en el argot de las startups: son Mesosphere y Docker.

El producto de la primera es un sistema operativo para centros de datos, las instalaciones donde se mantienen los servidores que forman los pilares de internet. La segunda (no, no tiene nada que ver con los pantalones) ofrece un sistema para garantizar que cuando un programa pasa de un entorno, como puede ser Windows, a otro diferente, siga funcionando.

Hay otros nombres en la lista que también llaman la atención, pero no por su valoración en este caso. Dataminr, Geofeedia, PATHAR y TransVoyant son startups relacionadas con el rastreo y la recuperación de datos en redes sociales, como Twitter.

No es que la CIA esconda su interés en monitorizar ciertos mensajes en el site de microblogging. El pasado año, sin ir más lejos, uno de sus máximos directivos señaló públicamente que el uso por parte del Estado Islámico de Twitter podía desembocar en el lanzamiento de mensajes que contengan información útil para el servicio de espionaje.

Por su parte, Dataminr permite a sus clientes tomar un stream de tuits y extraer las tendencias más importantes para presentarlas de forma visual, y Geofeedia recoge mensajes de Twitter e Instagram ordenados en función de su localización y con el fin de monitorizar en tiempo real lo que ocurre en eventos como noticias de última hora.

Sigiendo con la lista, la startup PATHAR cuenta con un producto que de hecho ya usa el FBI para rastrear Twitter, Instagram y Facebook en busca de síntomas de radicalización en distintos ámbitos. Por último, la misión de TransVoyant es la más transversal: esta empresa es capaz de analizar datos de procedencia muy diferente, desde comunicaciones por satélite a fotos aéreas hechas con drones o información de radar... pero también permite monitorizar Twitter en busca de ciertos incidentes.

Publicidad