DICEN QUE ESPAÑA ES DONDE MÁS BARATO SE VENDEN LIBROS DIGITALES

DICEN QUE ESPAÑA ES DONDE MÁS BARATO SE VENDEN LIBROS DIGITALES

Los editores piden que los e-books tengan subvenciones, como el cine

El gremio de editores españoles pide al Gobierno que tanto el acto de publicar un libro impreso como el tránsito a su réplica digital estén subvencionados o tenga ventajas fiscales, “como así ocurre con la industria del cine”.

Los editores españoles dan por perdida la batalla por la rebaja del IVA para que los e-books baje del 21% al 4%. Bruselas no cede y el Gobierno no quiere saltarse las normas. También claudican, porque su plan de fomento de la lectura ha caído en saco roto –uno de cada tres españoles no lee-.

Así que la nueva táctica es pedir subvenciones o “bonificaciones fiscales” al Gobierno –y al nuevo ministro de Educación y Cultura- para superar completamente una profunda crisis de la que parece se recupera el sector.

“Si somos el principal motor cultural de este país, el libro español debería contar con subvenciones, como el cine, o bonificaciones fiscales que reconozcan parte del proceso de edición”, dijo Daniel Fernández, presidente de la Federación de Gremio de Editores de España (FGEE), en la presentación de los datos de 2014 del sector.

No solo quieren ayudas públicas para el papel, sino también para lograr un tránsito hacia el futuro digital; es decir, la edición de e-books.

SALIDA DE LA CRISIS

Después de cinco años aciagos, el sector del libro está saliendo de la crisis, según la foto fija de sus cifras globales –crece el 0,6% hasta los 2,195 millones de euros facturados (papel y digital)-.

La mitad de lo que editan ya está en formato digital (39.982 títulos). No en vano, el libro electrónico representa ahora el 5% de sus ingresos totales, algo que no ocurre ni en Alemania ni en Francia, con un crecimiento en ventas del 37,3% anual. Estas cifras se dan porque “los abogados” son el salvavidas de los e-books –el 44,2% de las ventas digitales son de base de datos o temas jurídicos-.

“Sin embargo, muchos pequeños editores han dejado de digitalizar sus libros, porque saben que, como no existe mercado o se piratea el 7% de las ventas, nunca recuperarán el dinero invertido en e-books”, añadió Rosalina Díaz, vicepresidenta de la FGGE.

PRECIO DEL E-BOOK

Por este motivo, los editores piden ayudas públicas para un sector que, según sus responsables, ha ajustado al máximo los precios –papel y digital- a la crisis.

De hecho, el gremio fija en 14,29 euros el precio medio del ejemplar impreso y en 9,8 euros el de venta al público de los e-books (la culpa de que aún sea tan caro es del mencionado “21% del IVA”, insisten).

“Somos el país europeo que vende más barato los libros electrónicos, a dos euros menos que mercados como Francia o Reino Unido”, puntualizó Antonio María Ávila, director general de la FGGE.

PROPUESTA DE AMAZON

Sobre la iniciativa de Amazon de pagar a los autores indies por página leída para aplacar una rebelión de autores indies, los editores no la valoran en público pero si

la tildaron como un bluf en privado.

No ven en ello ni negocio ni un modelo que convenza a los escritores y sus agentes literarios. Además, ironizaron sobre quién calcula con rigor que se lea una o más páginas dentro de una obra digital.

“¿Cinco minutos con una página abierta en el e-reader se supone que es página leída? ¿El paso de páginas lo entendemos como acto de lectura?”, interpelaron.

David González Torres | Coveritmedia @dgonzaleztorres vídeo A3NOTICIAS | Madrid | 30/06/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.