TecnoXplora » Internet » Empresas

DEBATE SOBRE EL PRECIO DE LOS E-BOOKS

Si los e-books bajaran de 10 euros, los editores tendrían que despedir trabajadores

El sector editorial es consciente de que no puede abaratar las novedades literarias ni las novelas superventas en formato digital por debajo de los 10 euros, a menos que afronten una reconversión industrial. Ese es el precio que sostiene a la industria.

Congreso E-book

Arturo Calvo Un lector lee un e-book en su e-reader

Publicidad

El debate entre lectores y editores sobre el precio óptimo de un e-book ya tiene posible respuesta. Los editores no abaratan los libros electrónicos por debajo de la barrera de los 10 euros, porque tendrían que realizar una reconversión de su actual estructura empresarial.

Es decir, tendrían que reducir sus actuales costes fijos, achicar sus departamentos dedicados al marketing, distribución o edición, ajustar sus actuales márgenes de beneficio y, presumiblemente, despedir a trabajadores.

“Según explican los expertos y editores, vender e-books a 2 euros derrumbaría la actual estructura de las editoriales. La industria ya no sería como la conocemos. Los editores tendrían que reconvertirse en editoriales de guerrilla”, dice Fernando García, periodista y organizador del Congreso del Libro Electrónico de Barbastro, en Huesca.

Precisamente en este congreso, que se celebra del 24 al 25 de octubre, muchos de los agentes y profesionales del sector editorial, y responsables de empresas tecnológicas como Amazon o Google, debatirán sobre esta cuestión clave del precio del e-book.

El libro electrónico aún cuenta con poco mercado en España. No en vano, las editoriales facturan por ese concepto menos del 5% del total de sus ventas frente al resto imputado al libro impreso. De ahí, que cada editor destine parte de sus márgenes del papel a sufragar la edición de e-books.

No se trata de que el libro electrónico tenga menos costes que los de impresión, sino que entra directamente en las partidas presupuestarias generales de todo el proceso de edición –papel y digital-.

Es cierto que en el mercado se encuentran e-books de escritores autopublicados, títulos de fondo o reediciones muy por debajo de los 5 euros. Sin embargo, son los últimos lanzamientos o los títulos de autores superventas los que se venden, en la mayoría de los casos, por encima de los 10 euros.

En España, la industria editorial mueve más de 5.000 millones de euros y emplea a más de 30.000 trabajadores. Las editoriales vendieron más de 170 millones de libros y editaron más de 79.000 títulos con una tirada media por título de 3.540 ejemplares en 2012, según la Federación de Gremios de Editores de España.

“Según el sector, los 10 euros por e-book son la barrera de precio mínimo necesario, no para obtener beneficios, sino para mantener esa industria tal y como la conocemos”, reitera Fernando García.

El debate seguirá abierto. Los lectores se preguntan por qué tienen que pagar casi lo mismo por un e-book que por su hermano mayor de papel. Y los editores replican que la edición y el contenido tiene un precio vinculado a los costes generales.

Mientras tanto, las empresas tecnológicas buscan también convencer al sector de que fije precios de e-books muy baratos para que así se vendan mucho sus marcas de e-readers o tabletas, a más de 200, 400 o 600 euros, frente a los 10 euros mencionados.

Y otro dato para encender el debate. Tras la subida del IVA al 21%, que directamente afecta a los precios de venta de los libros electrónicos, no hay que olvidar que casi la cuarta parte de dicho precio son impuestos.

Publicidad