TecnoXplora » Internet » Empresas

EMPRENDER NO ES TAN FÁCIL COMO PARECE

Cinco mentiras que te contarán si has decidido emprender

Si has decidido montar una empresa, miles de 'expertos' te dirán lo que tienes que hacer. Lo mejor es... que no hagas caso a ninguno. A nosotros sí, claro.

No te tragues cualquier milonga antes de emprender

TecnoXplora No te tragues cualquier milonga antes de emprender

Publicidad

Desde que emprender está de moda, todo esto tiene cosas buenas y cosas malas. Entre las cosas buenas está que, a día de hoy, tu vida laboral no solo tiene por qué pasar por el hecho de que alguien te contrate, sino que puedes llegar a crearte tu propio empleo. Pero también hay cosas malas. Y es que cuando algo se pone de moda, se eleva hasta la exageración y aparecen 'opinólogos' de todas partes, que te dirán todo lo que tienes que hacer (aunque ellos nunca lo lleven a la práctica en su vida diaria).

Si has decidido emprender y montar tu propio proyecto, oirás muchas frases hechas que no tienen por qué ser ciertas. Te destacamos cinco:

1.- “Si emprendes, crearás empleo”. Ojo, ojo, vayamos con calma, que la primera ya es dura. Como los políticos no son capaces de resolver el problema del paro (que tampoco decimos que sea fácil hacerlo), han decidido cargarles la losa a los emprendedores. Métete esto en la cabeza: cuando emprendas, con suerte, crearás un solo puesto de trabajo: el tuyo. Si la cosa va bien y creces, crearás más. Y si tu proyecto es ambicioso desde el principio, también. Pero que no se te olvide que el primer objetivo del emprendimiento es el autoempleo.

2.- “Solo necesitas una gran idea”. Otra de las frases que oirás cada día y que es un 90% falsa. Si te paras a mirar a las grandes empresas que conoces te darás cuenta de que ninguna tuvo ninguna idea brillante, simplemente, lo hicieron mejor que los demás. Lo importante no es la idea, sino la ejecución ¿Acaso Facebook era una idea, si ya existían las redes sociales? ¿Acaso era una idea hacer el iPhone, si ya existían los teléfonos? El mito de que los grandes negocios partieron de una gran idea es falso: partieron de un gran trabajo. Si todavía estás esperando que la gran idea llegue a tu cerebro, deja de esperar. Emprender muchas veces no se trata de inventar algo, sino de coger algo que ya funciona y ver si puede funcionar mejor.

3.- “Si quieres, puedes”. Es lo que Ricardo Galli (fundador de Menéame, al que entrevistamos hace tiempo) llama 'la falacia de la supervivencia': “Yo me salvé de morir en el Titanic porque luché por mi vida. Todos pueden, solo hay que proponérselo”. Esta es una de las frases que más escucharás de todos aquellos coaches que no han emprendido en su vida. Y, como imaginarás, es un sinsentido. El argumento de que si no consigues algo es porque no has luchado por ello no solo es falso, sino también cruel. Un fracaso se puede deber a miles de circunstancias: si ves que te está yendo mal, no pienses que por matarte a trabajar tienes por qué solucionarlo. A veces se puede luchar mucho y fracasar igualmente.

4.- “No hagas caso a los que te desaniman”. Esta frase tiene una parte de razón, hay que reconocerlo, pero solo una parte. Si emprendes, lo más probable es que tu entorno inmediato se llene de 'cuñados' (en el sentido más despectivo del término) que, aunque no han montado nada en su vida, saben más que nadie y te dirán que tu proyecto es una chorrada. No les hagas caso. Ahora bien, eso no implica que deseches la opinión de todo aquel que vea el más mínimo defecto en tu proyecto. Es probable que mucha de esa gente sepa de lo que habla, así que deberías hacerles algo de caso. Si optas por ignorarles tu optimismo se verá reforzado, eso seguro, pero quizá te arruines a los dos meses por pecar de prepotente.

5.- “La pasión lo es todo”. Relacionada con la tercera. Efectivamente, emprender es una tarea muy dura que requiere grandes dosis de pasión. Sin embargo, tu día a día también requiere de mucha racionalidad y mente fría. Tu proyecto no va a salir adelante solo porque tengas ilusión. Sé moderadamente ilusionado, porque también te conviene echarle mucha seriedad al asunto.

Publicidad