TecnoXplora » Internet » Empresas

¿QUÉ PASARÁ DENTRO DE UN AÑO?

Así fue el Mobile World Congress… de 2015

Un año más, el Mobile World Congress cierra sus puertas tras unos días de locura en Barcelona. Como siempre, ha habido sorpresas, productos revolucionarios, tendencias y muchos cacharros. Eso sí, no hablamos del MWC 2014, si no de la edición de 2015. Nos subimos al Delorean para ver cómo estarán las cosas dentro de un año.

Fachada del MWC de Barcelona

MWC Fachada del MWC de Barcelona

Publicidad

Guillermo del Palacio | @13370N3 | Madrid
| 04.03.2014 08:33

Como en la edición de 2014, el ganador indiscutible fue Samsung, aunque más por eliminación que por los dispositivos presentados. Los coreanos saben que lideran el mercado, así que dejan la innovación para los demás mientras se aferran al ‘si algo funciona, para qué cambiarlo’. Y si lo que funciona es bueno, mejor todavía.

Nokia acudió a Barcelona en este ficticio 2015 como parte de Microsoft. Su apuesta por Android el año anterior fue brillante y en Redmond no se vio con malos ojos. Al fin y al cabo, utilizaba el sistema operativo de Google, pero en realidad lo que hacía era mostrar a los usuarios cómo se ve el mundo desde las baldosas de Windows Phone. Satya Nadella, en su primer aniversario como CEO, es ese oscuro personaje que regala la primera dosis de una droga que aterroriza a las abuelas de todo el mundo.

Y Windows Phone es una droga, eso está claro. Cuando llegó parecía no tener sitio y poco a poco se hizo con su lugar en el mercado. Microsoft y Nokia fueron Walter White y Jesse Pinkman (cuánto hemos echado de menos Breaking Bad este año) y quienes trataron de plantarles cara sufrieron las consecuencias. Los nuevos fabricantes aportaron algo de variedad a la plataforma, que se consolidó como tercera vía y, en algunos mercados, como segunda. Firefox OS lo intentó con sus precios atractivos y el apoyo de los operadores, pero se tendrá que conformar con lo que consiga obtener en países emergentes.

Por lo demás, se confirma la tendencia de la que hablábamos hace 365 días: hay dos nuevos campos de batalla. El primero, las muñecas, se veía venir desde hace tiempo y se convirtió en un hecho cuando Apple presentó su primer reloj inteligente. El mercado ya existía, pero la llegada de la manzana lo revolucionó.

La otra gran batalla se libra en los salpicaderos. Si tiene pantalla, debe volverse inteligente, y los coches no van a ser una excepción. CarPlay, la herramienta de Apple, fue el asesinato del archiduque Francisco Fernando del sector. Eso sí, por mucho que avance, tardará en asentarse. Por ahora lo hemos visto en vehículos de gama alta y algún gama media, pero todavía queda mucho para que sea algo extendido.

Y si hablamos de Apple hay que hablar de la otra gran tendencia: las pantallas. El tamaño importa, digan lo que digan, y hasta los de Cupertino han tenido que reconocerlo. El primer iPhone de más de 4 pulgadas fue la prueba irrefutable y en este MWC 2015 lo hemos vuelto a constatar. Los fabricantes chinos, por cierto, han sabido aprovecharse muy bien de esto. Si hay algo mejor que una pantalla grande es una pantalla grande barata.

¿Y ahora? Habrá que esperar un año para descubrir la próxima gran innovación, ya que en éste ha estado ausente y el condensador de fluzo no nos deja viajar hasta 2016. Y hablando de ausentes, también lo estuvieron las pantallas curvas, una tecnología que llegó al mercado en 2013 y se fue por donde había venido a lo largo de 2014.

Publicidad