TecnoXplora » Internet

¿QUIÉN NECESITA PALABRAS TENIENDO EMOJIS?

Emojiary: un diario personal que traduce tus palabras en emoticonos

Puede que no todo el mundo entienda lo mismo a partir de un mismo emoji, pero ahí radica la gracia de apps como Emojiary, un diario para tus pensamientos escrito en emojis.

Emoticonos

Agencias Emoticonos

Publicidad

¿Qué significa para ti el emoji de la flamenca bailando? ¿Fiesta? ¿Bailar? ¿Y el emoji que pone morritos? ¿Estás lanzando un beso o estás silbando para hacerte el sueco? Aunque muchos de los populares iconos que usamos a diario son bastante claros en su significado –la caca con ojos es una caca con ojos–, el significado de otros es mucho más dudoso y depende de cada persona. De ahí que Emojiary, una app que te permite hacer un diario solo con emojis, sea tan curiosa y divertida.

Escribir tus pensamientos y sentimientos a diario está demostrado que es una forma fantástica de hacer check-in de uno mismo. De hecho, es bastante mejor a la hora de levantar el autoestima o de analizar los problemas de nuestras vidas que hacerse una foto en Instagram poniendo morritos. Así que, quizá, la idea tras Emojiary no sea tan estúpida después de todo, por aquello de que una imagen puede valer más que mil palabras –aunque no siempre sea así, vaya-.

Emojiary es la idea de una compañía llamada All Tomorrows, cuyo objetivo con esta app era ni más ni menos que hacer más ligero y rápido el proceso de ‘guardar partida’ en un diario. Obviamente, la primera reacción con la app es de escepticismo: ¿de verdad es posible hacer un diario serio con esto? Bueno, pues sí y no, depende de ti mismo, de tu ingenio y del tiempo que quieras depositar o perder en hacer un diario tan poco particular.

Emoticonos en la aplicación Emojari

Tras unos cuantos días usándolo yo no termino de adaptarme a esto de traducir en imágenes mis palabras, pero sí me he dado cuenta de que recordar algo ocurrido hace unos pocos días mediante un par de emojis bien puestos me ha hecho sonreír y recordar, no diría que mejor, pero sí de forma más animada, lo que ocurrió. No es lo mismo escribir que te diste un golpe tontísimo y pasaste todo el día mareado que usar un par de emojis, la verdad.

Para ayudarte a traducir tus pensamientos a emojis, la app cuenta con un bot que te hace unas cuantas preguntas sobre por qué te sientes así o asá –muy agradable, el robocito– y te explica mediante ejemplos cómo funciona la app en profundidad. Este mismo bot te da premios por tus entradas en el Emojiary, pero claro, al estar en inglés, comunicarse con él no es tan sencillo como si estuviera en español. Ojalá en futuras versiones se adapten un poco a otros idiomas.

Si estás pensando que esto, en el fondo, es una tontería, quizá tengas razón. No todas las imágenes valen más que mil palabras y un diario es algo muy personal que no siempre se puede expresar con iconos predefinidos por un tercero. A veces necesitas una caca sin ojos. Y yo, personalmente, no sé qué salidas tiene Emojiary, en un sentido empresarial, pero como un complemento para otras apps o como una idea a comprar a sus creadores, tiene un potencial brutal, sobre todo entre un público adolescente O que no necesitE transmitir pensamientos muy profundos a su diario.

Sea como fuere, siempre es un gustazo comprobar las salidas que tienen las nuevas tecnologías y las cosas originales que se le pueden ocurrir a una pandilla de pirados. Como alimentos que tuitean solos, por ejemplo. No me extrañaría que dentro de no mucho tiempo veamos un Quijote escritos con emojis. Cosas más raras se han visto. Y como coñita con la que pasar un buen rato o mostrar a tus amigos para hacerte el interesante, Emojiary es lo más ‘in’ del momento.

Publicidad