TecnoXplora » Internet

HACKEAR, DRON, TABLETA...

Diez términos tecnológicos que (por fin) acepta la RAE

“Ya puedes hackear un dron mientras tuiteas con tu tableta”. No, nos hemos vuelto locos. Solamente queríamos quedarnos a gusto utilizando los términos que la RAE ha incorporado a la última edición impresa de su diccionario.

Lo sentimos, la palabra 'selfie' no ha entrado en la RAE

andrewfysh en Flickr bajo licencia CC Lo sentimos, la palabra 'selfie' no ha entrado en la RAE

Publicidad

Mientras los más frikis (sí, está bien dicho) discuten por qué la Real Academia de la Lengua incluye “apechusque” y no “follamigo”, en la 23ª edición del 'Diccionario de la lengua española' los más geeks buscamos con ansia los nuevos términos tecnológicos que llevamos años y años usando.

En una era puramente digital la aparición, trece años después, de un nuevo diccionario en papel del tercer idioma más usado puede parecer un anacronismo. La aparición de vocablos como 'SMS' en un momento en el que está de capa caída, aunque ya estaba aceptado en la versión online, es un gran ejemplo de lo rápido que va la tecnología... y lo lentos que van los académicos.

El lema fundacional de la Academia es “limpia, fija y da esplendor”, así que aceptaremos que esa es la función del manuscrito en estos tiempos: una recopilación de mínimos siempre con la premisa de la prudencia de la institución a la hora de incorporar nuevos términos. Pero, repasando los términos incluidos, saben a poco. Nosotros nos quedamos con una selección de diez.

1.- Hacker. Comenzamos con la primera en la frente, que es definido como “pirata informático”. Así, sin más. Cuesta creer que se hayan ventilado un concepto que abarca un campo tan amplio con su acepción más común, polémica y, por qué no decirlo, criminal. Que se haya ignorado a los hackers de seguridad o los financieros para ir directamente a lo delictivo no parece lo más adecuado.

2.- Dron. La Fundéu ya recomendaba utilizar esta palabra procedente del sustantivo inglés 'drone' frente a la acepción “avión no tripulado”. Ahora que hay una auténtica fiebre por los drones para uso profesional y doméstico es una buena noticia poder utilizarlo sin que algún talibán de la lengua nos dé una colleja.

3.- Tuit / tuitear / Tuiteo / Tuitero ¿No querías caldo? ¡Pues toma cuatro tazas! Está bien que una institución que cuenta con casi setecientos mil seguidores en Twitter se haya animado a incorporar varias palabras relacionadas con la red social. Ahora bien, echamos de menos alguna alusión a los troles que tanto abundan por estos lares.

4.- Buscador. Que en 2001, fecha de la anterior edición del diccionario, se olvidaran de hacer mención a Google y otros motores de búsqueda tiene delito. Parece que la RAE se había quedado en la época de 'El Buscón' del gran Quevedo. Pero ahora han decidido enmendar la plana y un buscador también es “un programa que permite acceder a información en internet sobre un tema determinado”.

5.- Wifi. La forma correcta de escribirlo es todo junto, sin separación con un guión como en inglés. Habrá que retocar un poco los carteles de muchos lugares públicos y arrejuntar las letras. Vale, esta última es para referirse a un matrimonio, pero quedaba bien en la frase.

6.- Internet (e intranet). Aunque ya estaba en la edición online, ardíamos en deseos de ver esa palabra escrita en papel. Sobre todo cuando el primer enlace de Arpanet data de 1969. Al menos se han matado dos pájaros de un tiro y también aparece la definición de intranet: "Red electrónica de información interna de una empresa o institución".

7.- Migración. A los desplazamientos geográficos de personas y animales se les suma una nueva acepción. “Paso de los programas, archivos y datos de un sistema desde una determinada plataforma tecnológica a otra diferente”.

8.- Tableta. Aquello de 'tablet' se va a terminar. Se dice tableta y punto, como la de Aznar. Eso sí, la acción de hacer un “pantallazo” con ella o tu teléfono no estarán incluidos en la definición de la RAE. Sólo los que hagas con tu “computadora”.

9.- Chatear. Lo que pedimos a gritos es que podamos “whatsappear” (así escrito, como whisky, no “güiski”), pero no está mal que chatear sea algo más que tomar chatos de vino, aunque sea algo que hagamos desde el mítico MSN Messenger. El término ya estaba en la edición digital desde junio de 2012, al igual que página web, blog o SMS.

10- Liberar. La RAE se ha acordado también de los teléfonos liberados de las operadoras, lo cual es de agradecer. Liberar es "eliminar las restricciones operativas de un teléfono móvil con una determinada compañía telefónica", según la cuarta acepción que incluye el nuevo diccionario.

Si queréis más, podéis saciar vuestras dudas en la web de la RAE, que recibe más de medio millón de consultas diarias. Ahora queda esperar que la nueva edición pase del papel a la web.

Publicidad