TecnoXplora » Internet

Internet

Cuatro síntomas de que tu PC puede estar infectado por un virus o un 'malware'

Estar atentos a cómo se comporta nuestro PC es clave para saber si tenemos un problema de seguridad.

Publicidad

Lo malo de las amenazas que nos acechan en internet con forma de malware, virus o cosas peores es que no avisan. No existe un día en el que encendemos el ordenador por la mañana y escuchamos una voz salir de la placa base que nos dice: "Jose, que tengo un troyano instalado en el archivo tal, almacenado en la unidad cual". Así que debemos ser nosotros los que andemos alerta cuando veamos ciertos comportamientos extraños.

Es por eso que os traemos los cuatro síntomas que pueden señalarnos que nuestro ordenador está infectado o a punto de sufrir un ataque de mayor escala y, por lo tanto, correr peligro la práctica totalidad de los datos que almacenamos en él. No solo los de trabajo, que ya son importantes, sino también los personales con todas esas fotos y vídeos familiares, favoritos, datos de cuentas bancarias y cualquier otro material sensible. Estos son los detalles a los que tenéis que estar atentos:

Publicidad invasiva, bajo rendimiento y hasta un cambio en el motor de búsqueda no requerido

Hay muchas aplicaciones que nos descargamos (de forma imprudente) y que, al instalarlas, aprovechan para introducirnos todo tipo de basura que se encarga de convertir nuestro ordenador en un foco de SPAM andante, donde no paran de aparecer publicidades que nosotros no hemos requerido, cambiarnos el motor de búsqueda por defecto por otro completamente ineficaz, o alterar la página de inicio llevándonos a otra que puede llegar a ser muy peligrosa.

Viejo panel de control en Windows 10. | Tecnoxplora

Aunque no podamos considerarlo un virus como tal, este bloatware que nos llega sin haberlo solicitado expresamente puede convertirse en un problema para el rendimiento del ordenador y, también, pueden utilizarse por parte de los ciberdelincuentes para mantener latentes puertas de entrada para códigos maliciosos mucho más peligrosos. Así que lo mejor es desinstalarlos cuanto antes para evitarnos problemas.

Reinicios inexplicables y cada poco tiempo

Es otro síntoma de que algo empieza a ir mal es que nuestro ordenador es incapaz de mantener sesiones de trabajo de varias horas ininterrumpidamente, lo que provoca que no sepamos nunca cuándo nos llevaremos la sorpresa de perder lo que estamos haciendo. Estos errores suelen adquirir la apariencia de una pantalla azul con un mensaje de volcado de memoria, o un bloqueo completo que deja el monitor a oscuras. Si no existe una razón lógica (fallo de hardware) para que se produzcan todos estos fenómenos, es hora de pasar un antivirus por el sistema.

El ordenador no responde y los archivos están bloqueados

Este es, seguramente, el peor de los escenarios al que podemos enfrentarnos porque un bloqueo de este tipo suele significar que alguien ha secuestrado nuestro PC. Lo que se conoce como ataque de ransomware y que nos deja a merced de lo que nos pidan los ciberdelincuentes que, normalmente, es el pago de un rescate en bitcoins. Llegados a este punto, lo mejor que nos puede ocurrir es que tengamos copias de seguridad en alguna nube o disco duro externo de todo lo que almacenamos.

Errores al abrir tus aplicaciones habituales

Si de un día para otro compruebas que tus aplicaciones favoritas, esas que sí o sí utilizas en tu rutina con el ordenador, repentinamente no se abren, dan errores graves de funcionamiento o nos impiden acceder a nuestros datos personales, es hora de pasar un antivirus por Windows 10 y comprobar si alguna amenaza está trabajando en segundo plano.

Publicidad