VIDEOCÁMARAS Y CIBERVIGILANCIA A LA ALTURA DE ORWELL

VIDEOCÁMARAS Y CIBERVIGILANCIA A LA ALTURA DE ORWELL

Cuando la ONU cita ‘1984’ para hablar del estado de vigilancia actual

Peor que lo que George Orwell imaginó en ‘1984’, así definió Joseph Cannataci la situación actual refiriéndose a la vigilancia de la ciudadanía, concretamente a la del Reino Unido concretamente. Algo sabrá de esto porque es el relator especial de la ONU sobre privacidad.

Cámaras de vigilancia
Cámaras de vigilancia | Great Beyond en Flickr CC

El conocido programa de televisión ha dado una connotación banal a la expresión 'Gran Hermano', pero nada que ver con lo que cualquier erudito hubiera podido pensar al asomarse a un espacio con nombre sacado de la conocida distopía '1984' de George Orwell.

Su popularidad no quita que el significado de la expresión siga atado al potente símbolo de la obra, en la que todo el mundo tiene en su casa al vigilante ojo del 'Gran Hermano' y los agentes de este se encuentran por todas partes. Ahí no hay donde esconderse.

Hoy en día la situación sería peor. Al menos es la opinión que Joseph Cannataci, relator especial de Naciones Unidas sobre privacidad, tiene acerca de Reino Unido. En unas declaraciones recientes, al poco de ascender al cargo, afirmaba que las cosas están peor que en la novela de Orwell. Para argumentar su sentencia Cannataci apuntaba que Winston, el protagonista de ‘1984’, aún podía ir al campo, donde no había cámaras para vigilarle. En cambio, señaló que la campiña inglesa tiene hoy más cámaras de las que el escritor pudiera haber imaginado.

Cannataci prosiguió haciendo referencia a la vigilancia habitual y aceptada que someten las compañías de internet a sus usuarios. Ni que decir tiene esto se aplica a nivel global, pues quienes utilizan los servicios online pertenecen a diferentes países y la legalidad no está adaptada para que cada estado imponga sus propias normas sobre la retención y la cesión de datos a empresas extranjeras, por lo general estadounidenses.

Cámara de vigilancia

Cuando escribió ‘1984’, Orwell pensó sobre todo en la maquinaria que Stalin y el Partido Comunista habían puesto en marcha para cazar disidentes y afianzar el poder. Su experiencia como combatiente en la Guerra Civil española y como testigo en primera línea de las purgas que tuvieron lugar en ella le hicieron escribir textos que se han convertido en referentes entre las críticas a los sistemas dictatoriales.

Pero lo cierto es que Cannataci no se refería precisamente a dictaduras en sus declaraciones. Hablaba de Reino Unido en concreto, cuyo sistema de videovigilancia ha crecido con el tiempo, y también de una situación creada por el acopio de datos que hacen las compañías de internet con sedes en países democráticos. Y es que son los servicios de Inteligencia de estos Estados los que han saltado a las primeras planas por sus programas de espionaje masivo, como el de la NSA o los manejos del GCHQ (Government Communications Headquarters) británico.

Con el fin de mejorar la situación Cannataci se ha propuesto trazar una normativa universal con respecto a la vigilancia, confrontar los modelos de negocio de las compañías de internet y concienciar sobre la privacidad a la gente. Ha llegado incluso a hablar de una suerte de Convención de Ginebra para internet, que limite la amenaza de la vigilancia masiva.

Pablo G. Bejerano | @pablogbej | Madrid | 16/09/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.