Los sistemas GPS nos llevan acompañando ya muchos años, estamos acostumbrados ya a su uso, y a sus pros y sus contras. Estos últimos parece que no nos importan mucho, y convivimos con ellos sin problemas, como por ejemplo la falta de precisión del sistema cuando hablamos de ubicaciones precisas. Ahora el Instituto de Tecnología de Massachusetts, que conocemos habitualmente por el MIT, ha desarrollado junto a unos investigadores del Instituto de Investigación Informática de Qatar han desarrollado un sistema GPS con Inteligencia Artificial Qatar un revolucionario sistema de posicionamiento GPS que es capaz de aumentar la precisión hasta límites desconocidos ahora. Y todo gracias a la IA, que será capaz de identificar mejor nuestra ubicación, con más precisión.

Será capaz de detectar incluso el carril por el que circulamos

Seguramente os habréis dado cuenta alguna vez, que el GPS no es capaz de ubicarnos bien dentro de la calzada. Si este nos suele dar bien las indicaciones es porque sabe que vamos en una determinada dirección, y que por tanto tendremos que coger una determinada salida en un sentido, pero porque detecte exactamente el lugar en el que nos encontramos. Esta nueva tecnología es capaz de mejorar ese posicionamiento y hacerlo mucho más preciso a partir de la inteligencia artificial. El nuevo software que han creado se denomina RoadTagger, y utiliza una mezcla de los mapas y la inteligencia artificial para poder identificar mejor las peculiaridades de cada uno de estos lugares.

Google Maps | Flickr (Create Health, Attribution 2.0 Generic CC BY 2.0)

Lo que se consigue con este software, por ejemplo, es reconocer exactamente cuántos carriles hay en el punto por el que estamos transitando, esto lógicamente favorece a unas indicaciones más precisas. Ya que las redes neuronales de este software pueden saber gracias al análisis de las fotografías satélite de esa ubicación las condiciones especiales de la vía. Y así con muchos otros aspectos de los mapas, que de otra manera sería muy difícil divisar. LA precisión de este sistema es bastante alta, ya que en las pruebas realizadas se reconocieron correctamente hasta el 77% de los carriles de las diferentes carreteras. Además, el número de carreteras reconocidas correctamente se elevó hasta el 93%. Por tanto, es un sistema que basado en las imágenes por satélite que puede reconocer las peculiaridades de las carreteras de una manera más precisa que el GPS actual, porque analiza las imágenes de los lugares por los que transitamos, por lo que se basa en informaciones más tangibles.

Los mapas creados son resultado de la unión del sistema abierto de OpenStreetMap y Google Maps. Según sus creadores, este tipo de sistema de navegación GPS es bastante más práctico que los que utilizan ahora grandes empresas como Google Maps, que basan este tipo de detalles del terreno en los barridos de sus coches que van grabando las autopistas y carreteras por las que transitamos. De esta manera solo bastan las imágenes de satélite para poder contar con la información necesaria de las vías. Incluso en el futuro podría servir para decirnos si hay aparcamiento disponible cerca de nosotros, gracias por ejemplo al análisis de imágenes de zonas de aparcamiento, a su vez analizadas mediante las redes neuronales de la inteligencia artificial.