TecnoXplora » Internet

TELEFÓNICA Y ERICSSON, SUS IMPULSORAS EN ESPAÑA

La conexión 5G llegará en 2020: ¿Cómo te cambiará la vida?

El 4G todavía no está implantado masivamente; pero ya se está hablando de la siguiente generación de redes móviles, la conexión 5G. ¿Qué ventajas nos traerá?

5G para 2016

esthervargasc en Flickr bajo licencia CC 5G para 2016

Publicidad

El tráfico móvil está aumentando de forma vertiginosa y, según la consultora Gartner, a partir del año que viene se disparará. En 2016, habrá 6.400 millones de dispositivos conectados a Internet, pero hasta 2020 se espera un crecimiento de más del 30%, llegando a los 21.000 millones. Traducción: habrá tres veces más móviles conectados que dispositivos de escritorio en red. Ojo, porque este tipo de previsiones siempre se suelen quedar cortas.

Y es que se espera el boom del llamado Internet de las cosas, cuyos tentáculos no solamente llegan al ámbito empresarial, también al hogar. La segunda mitad de esta década será para nosotros la de los wearables y los coches y casas conectadas. Y la revolución vendrá de los servicios informáticos en la nube (cloud computing) y las ciudades inteligentes (smart cities).

Sin embargo, estos planes dependen de la evolución de las redes de comunicaciones y de la llegada de la quinta generación de redes móviles (5G). Para ello hace falta mucho trabajo y desarrollo, la necesidad de uso de nuevos espectros electromagnéticos superiores a los 6 Ghz con la consecuente necesidad de nuevas antenas. Según PC World estas frecuencias destacarán por su velocidad (¡se habla de gigabytes!), pero carecen de alcance suficiente, por lo que el despliegue de antenas y torres seguramente tenga que ser descomunal.

En España, Telefónica ha firmado un convenio entre empresa privada, administración pública y entidades académicas para impulsar la tecnología 5G en nuestro país, dentro de los marcos de los programas de la Comisión Europa que apoyan el desarrollo de esta tecnología. Al acuerdo, se ha sumado Ericsson, que ya colabora en iniciativas similares en otras regiones.

¿En qué nos beneficiará el 5G cuando todavía no disfrutamos a tope en todos los lugares de 4G? Aunque los estándares están por definir y las primeras pruebas no se harán hasta 2018 en Corea del Sur, se pueden hacer algunos vaticinios.

La velocidad será mayor para satisfacer la demanda creciente de datos, pero importarán otros detalles, como la inteligencia en la transmisión y el ahorro de energía respecto al 4G.

Pero lo más importante es la reducción de la latencia. Es decir, la capacidad de respuesta de la red a las peticiones de datos, algo que es fundamental para el desarrollo del Internet de la cosas.

El 5G será imprescindible para el funcionamiento de los coches autónomos, que tendrán que responder con rapidez a los obstáculos que se encuentren por el camino. Con la actual generación de redes, es más complicado que lo consigan de manera fiable, al igual que todos los servicios que se irán implantando en las ciudades que necesitarán enviar y recibir miles y miles de datos cada día.

Publicidad