PRESIONARON PARA QUE SE PRODUJERA UNA ACTUACIÓN RÁPIDA

PRESIONARON PARA QUE SE PRODUJERA UNA ACTUACIÓN RÁPIDA

De cómo unas fotos en Facebook salvaron a un león herido

Un grupo de turistas que disfrutaban de un safari en el Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica, avistaron un león herido y, para acelerar la actuación de los guardias, montaron toda una campaña de movilización en Facebook.

El león recuperado
El león recuperado | Kruger National Park

Cuando haces un safari esperas encontrarte todo tipo de animales exóticos que normalmente solo ves en el cine. Lo que a lo mejor no esperas es que uno de ellos aparezca con una herida sangrante en el cuello. Se trataba de un león que había sido alcanzado por una trampa colocada por cazadores furtivos.

El panorama resultó lo suficientemente angustioso para el grupo de turistas que vieron al león como para que empezaran a subir fotos a Facebook del animal. Cualquiera podría pensar que lo suyo era llamar directamente por teléfono a los responsables del parque o a los guardas. Y, por lo que parece, debieron hacerlo, pero no quedaron muy contentos con la respuesta por su parte.

Así, comenzaron a postear las imágenes en diferentes grupos de Facebook, pidiendo a los otros usuarios que “bombardearan” a SANParks, la red de parques nacionales de Sudáfrica, para impulsarles a hacer algo.

León en el safari

Mientras subían imágenes los turistas daban indicaciones de la posición del león. Otros acusaban a los responsables del parque por su supuesta inactividad. Finalmente los guardias acudieron para localizar al león y curarlo.

Cuando las redes sociales convierten lo privado en público (para bien)

El problema de un león herido no atañe exclusivamente a los gestores del parque. A mucha gente le preocupan los animales y más aún en el caso de una especie tan exótica como los leones. Se podría considerar un asunto de interés público el que uno de estos majestuosos gatitos esté en peligro. Sin embargo, nadie se habría enterado.

En cambio, al publicar las fotos en Facebook, los turistas consiguieron convertir una cuestión que el parque quería tratar como un asunto privado en un suceso público. En cuanto las imágenes se empezaron a difundir y afloraron las críticas contra los responsables del parque, estos se sintieron presionados y se apresuraron a tomar cartas en el asunto.

Puede que el miedo a que las imágenes –y su inactividad– se hicieran virales les moviera a actuar. O puede que fuera la prometida recompensa, pues finalmente la historia que ya había sido ampliamente difundida acabó con una buena foto de los guardias y veterinarios del parque cuidando al león herido.

Aunque también hay otra lectura: los responsables del parquet emitieron un comunicado posterior afirmando que las heridas no eran tan graves como parecían en las imágenes. Puede que los guardias tuvieran claro desde el principio que no había necesidad de apresurarse para curar al león.

Pablo G. Bejerano | @pablogbej | Madrid | 15/01/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.