En estos días en los que estamos pasando tanto tiempo con nuestros hijos, hay que aumentar mucho la imaginación, con el objetivo de no aburrirnos y encontrar siempre una manera divertida de pasar las horas. Una muy interesante puede ser la que os traemos hoy, y que nos permite convertir la escritura a mano alzada de nuestros hijos en toda una fuente para nuestro teléfono móvil. Como sabéis, las fuentes en los sistemas operativos se pueden personalizar a nuestro gusto, y en este caso podríamos ver todos los textos con las mismas letras que plasman nuestros hijos en sus cuadernos.

Así puedes exportar su letra a una fuente

Aunque las fuentes se pueden cambiar a nuestro gusto en muchas zonas de los sistemas operativos, no es recomendable, porque lo más normal es que los textos no se adapten al tamaño que normalmente deben ocupar en pantalla. Pero en este caso lo que queremos es convertir su escritura a una fuente para por ejemplo, enviar nuestros mensajes de WhatsApp con esa misma fuente, como si la hubiera escrito nuestro hijo o nuestra hija. Para ello debemos acceder a una herramienta online llamada Kidpofy, que nos va a ayudar a hacer todo este interesante proceso.

Exportando la caligrafía | Kidpofy

Una vez entramos en esta web y comenzamos el proceso, todo es muy sencillo, ya que lo que debemos hacer es que el peque o la peque escriban a mano alzada en la pantalla dentro de una determinada área marcada. Deben escribir cada una de las letras del abecedario, y si puede ser tanto en minúscula como en mayúscula, para utilizarla cuando sea necesario. Una vez que tenemos todas las letras escritas en esta herramienta, toca convertirlas a una fuente compatible con la mayoría de sistemas operativos. Esto quiere decir que podemos exportarla en los formatos OTF, TTF o WOFF, ya el segundo de estos formatos es el más compatible que existe.

Una vez que tenemos toda su escritura a mano alzada exportada a una fuente, solo tenemos que elegir el sistema donde utilizarla. Puede ser en Windows o en tu teléfono móvil, siempre que sea compatible con estos formatos. De esta manera cuando te descargues la fuente, podrás utilizarla en multitud de aplicaciones, y así disfrutar de la caligrafía de tus hijos en otros incluso cuando estás utilizando los dispositivos móviles. Es sin duda un buen ejercicio para estos días en los que pasamos tanto tiempo con ellos. Y sobre todo una manera de que los más pequeños se sientan orgullosos de que utilicemos su caligrafía para enviar y recibir mensajes en nuestro ordenador o teléfono móvil.