TecnoXplora » Internet

SEGURIDAD INFORMÁTICA

¿Cómo cifrar la información de nuestro disco duro? (y por qué debemos cifrarla)

Aunque para usar nuestro ordenador sea necesario el acceso mediante un usuario y una contraseña eso no asegura que nuestros datos estén protegidos. Y si alguien tiene acceso a nuestro PC, salvo que cifremos la información de nuestro disco duro, nuestros datos pueden ser vulnerables.

Disco duro

Agencias Disco duro

Publicidad

Una de las primeras cosas que nos solicita el proceso de instalación de cualquier sistema operativo (o cuando arrancamos por primera vez un PC que acabamos de comprar) es una contraseña para proteger el sistema de accesos no autorizados. Es cierto que una contraseña es una buena medida de seguridad para evitar que alguien acceda a nuestro PC sin nuestro permiso, pero una contraseña no es suficiente.

Que alguien que no seamos nosotros pueda tener acceso físico a nuestro PC  implica un mayor riesgo para la información que almacenamos en el disco duro de nuestro equipo. Aunque nos pueda parecer raro, la realidad nos muestra que podemos ser víctimas de un robo, dejarnos olvidado nuestro PC por ahí o, incluso, alguien se puede colar en nuestro despacho y sentarse delante de nuestro ordenador personal.

Aunque un PC esté protegido por una contraseña, existen recursos en la Red (como Hirens Boot) que permiten a un “usuario con no muy buenas intenciones” romper la contraseña de acceso de un sistema Windows. Con la contraseña rota, el acceso es extremadamente sencillo y cualquiera podría llevarse información de carácter personal o, incluso, suplantar nuestra identidad (acceso a nuestro navegador con sesiones iniciadas en Google, Twitter o Facebook).

Otro riesgo al que nos enfrentamos tiene que ver con el acceso al hardware. Si somos víctimas de un robo de nuestro PC, nada impide al ladrón que éste pueda extraer el disco duro del equipo y conectarlo en otro PC o en una base que permita conectar un disco a un puerto USB. Convertir un disco duro de PC en un “disco USB” es bastante simple (y barato) y, a partir de ahí, el acceso a la información no tiene complicación alguna.

Por tanto, llegados a este punto, queda clara la buena idea que supone proteger nuestros datos con algo más que una contraseña. Dicho de otra forma, debemos cifrar la información de nuestro disco duro.

Ese proceso evita que, aunque se tenga acceso físico al disco duro de nuestro equipo, alguien pueda acceder a nuestros datos sin tener las claves que protegen a dicha información, lo que supone una mejora sustancial de la protección de nuestra información.

Sistema de cifrado de archivos

¿Y qué tenemos que hacer para cifrar la información de nuestro disco duro? Desde el lanzamiento de Windows Vista, Microsoft nos pone bastante fácil el cifrado de la información de nuestro disco duro en sistemas Windows gracias a BitLocker.

Gracias a esta utilidad podremos cifrar una partición de nuestro disco duro o, directamente uno de los discos duros de nuestro PC (evitando así que alguien pueda acceder a nuestros datos). El proceso es extremadamente simple: si seguimos el asistente solamente tendremos que generar un certificado para cifrar los archivos y guardarlo para que podamos desbloquear la información cuando sea necesario.

Seguridad y privacidad en Mac

En el que caso que seamos usuarios de OS X, es decir, que seamos usuarios de Mac, tenemos un par de opciones a nuestro alcance. Por un lado, si queremos cifrar el disco duro al completo, Apple nos ofrece FileVault. Gracias a esta utilidad, que requiere tener instalada la “Recuperación de OS X”, podremos cifrar nuestro disco duro mediante encriptación XTS-AES de 128 bits. Desde la utilidad de discos de OS X también es posible cifrar información; concretamente, desde esta utilidad podremos crear una imagen de disco cifrada y, por tanto, protegida de los curiosos.

Si estamos usando Linux, podemos recurrir al paquete eCryptfs, que está disponible en la mayoría de distribuciones, y así poder cifrar la información de nuestro disco duro.

Además de las “utilidades oficiales”, vale la pena que tengamos en cuentas algunos proyectos de software libre y que, además, son multiplataforma  con los que también podremos proteger la información de nuestro disco duro.

Desde el cierre del proyecto TrueCrypt, que anunció su cierre repentino en junio, los usuarios han tenido que decantarse por alternativas como AES Crypt y AxCrypt que también nos ofrecen la posibilidad de cifrar la información de nuestro disco duro con la ventaja de ser proyectos de código abierto que, por tanto, pueden ser auditados.

¿Y ahora qué? Teniendo en cuenta que es muy fácil sacar información de un disco duro que no esté cifrado y que hay un amplio abanico de herramientas para proteger nuestra información, queda claro que es necesario que hagamos una pequeña inversión de nuestro tiempo y cifremos la información de nuestro disco duro.

Publicidad