Es una de las grandes quimeras a las que se enfrentan muchos diseñadores y profesionales gráficos, poder escalar una imagen para poder hacerla más grande, y que esta además no pierda resolución al hacerlo. Esto es algo que ha sido prácticamente imposible hacerlo sin un trabajo meticuloso de por medio. Pero poco a poco, en los últimos años, la tecnología ha ayudado a poder realizar estos escalados de manera automática, todo gracias a la inteligencia artificial y las redes neuronales, que son sin duda nuestros grandes aliados en este método que os vamos a mostrar hoy.

Así puedes escalar una imagen sin perder calidad, o muy poca

Por tanto la inteligencia artificial es el verdadero vehículo que nos permite acceder a una herramienta que nos permite disfrutar de una imagen de tamaño más grande pero con la misma resolución. Cuando escala una imagen más grande, es lógico que esta se vea peor. Ya que los píxeles que la componen se hacen más grandes y se notan las imperfecciones de una manera más evidente. Para evitarlo podemos optar por una aplicación online como la de lets enhance, que nos permite aumentar el tamaño de la imagen sin pérdida de calidad, al menos la menor posible.

Para ello esta aplicación hace uso de la inteligencia artificial. Podemos acceder a ella a través de la web de letsenhance, a donde debemos arrastrar la imagen que queremos escalar. Hay que tener en cuenta que se trata de un servicio online de suscripción, pero que nos permite aumentar el tamaño de hasta cinco imágenes sin coste alguno. Para ello antes debemos identificarnos en la aplicación. Podemos hacerlo fácilmente enlazando la cuenta de Google. Entonces ya podremos subir la imagen a escalar arrastrándola a la web. Al hacerlo veremos un menú en el que se muestran diferentes ajustes para hacer el escalado de la imagen.

Podemos elegir por un lado aumentar el tamaño de la imagen con ayuda de la IA, eligiendo el escalado que queremos, ya sea de dos, cuatro o dieciséis aumentos e incluso a medida. Estos dos últimos tamaños solo están disponibles para los usuarios de suscripción. Ahora queda esperar a que la IA haga su magia y sea capaz de escalar la imagen salvaguardando lo más posible la resolución original. Hay que reconocer que la herramienta tarda bastante en aumentar el tamaño de la imagen sin perder calidad. De hecho puede tardar varios minutos. Algo que en sí mismo es una buena señal, ya que nos demuestra que la aplicación necesita su tiempo para poder redibujar los píxeles con su aspecto original pero en un espacio más grande.

Sus desarrolladores aseguran que esta inteligencia artificial es capaz de reconocer los detalles más pequeños de cada imagen, y dibujarla de nuevo con un tamaño hasta dieciséis veces mayor. Por tanto es una herramienta excelente para imprimir en un tamaño grande esa vieja imagen que tiene un tamaño limitado pero que te gustaría ver más grande, perdiendo la mínima calidad posible, o ninguna. Una buena muestra de lo accesible que es ya la inteligencia artificial.