En los tiempos que corren, con Internet y los millones de aplicaciones que circulan por la red, es bastante común ver cómo distintas páginas web integran imágenes de que pueden estar protegidas por derechos y tan siquiera se les menciona a sus autores. Hoy os proponemos una manera sencilla de añadir una marca de agua a esas imágenes para marcarlas de alguna manera de cara a esas personas que puedan distribuirlas sin nuestro permiso a través de medios digitales o impresos. Una marca de agua lo resuelve de raíz. Pero además si necesitas hacerlo con muchas imágenes a la vez, la herramienta que te traemos es perfecta.

Hasta treinta imágenes en un segundo

Hacer marcas de agua en Internet es algo bastante sencillo, hay muchos sitios web dedicados precisamente a este proceso, pero no siempre son todo lo ágiles que deberían, sobre todo si lo que tenemos que hacer es añadir marca de agua a un gran número de imágenes a la vez. Para evitarlo, tenemos una herramienta web especializada precisamente en este tipo de marcas de agua masivas. Esta se llama Watermarkup, y no tenemos que instalarla en el móvil o en el PC, porque se ejecuta directamente desde la propia web.

Generando la marca de agua | Tecnoxplora

Su funcionamiento es muy sencillo, porque lo único que tenemos que hacer es primero seleccionar qué número de imágenes vamos a añadir marca de agua fácilmente. Como decimos, pueden ser hasta 30 imágenes las que podemos seleccionar. Una vez que lo hacemos debemos elegir bien el lugar de la imagen donde queremos que aparezca la marca de agua, como es lógico, siempre debe estar encima de una zona en la que sea difícil clonar la imagen y borrar esta marca de agua, o por ejemplo siempre en la parte central de la imagen. Para ello hay un completo editor donde podemos darle el aspecto que queramos a la marca de agua, con el objetivo de que sea lo más representativa posible. Una vez que lo tenemos, no tenemos más que pulsar sobre el botón de añadir marca de agua para que el proceso se complete en apenas un segundo.

Todas las imágenes se descargarán en un archivo comprimido al instante con esa marca de agua. Hay un botón específico para guardar todas las imágenes al instante. Como veis, lo único necesario es crear una regla estándar para la marca de agua que se aplicará a todas las imágenes de inmediato, sin esperas, y sin tener que ir replicando el proceso en las veinte, treinta o cuaranta imágenes que hemos elegido, lo que nos puede ahorrar muchos minutos de estar editando las fotografías.