TecnoXplora » Internet » Ciudad con ley

INTERNET, CIUDAD CON LEY

¿Te han robado el móvil? Preocúpate por tus datos, no tanto por lo que costó

El precio del móvil empezó siendo el objeto codiciado por los ladrones: fácil de hurtar y vender en el mercado negro. Ahora, con el desarrollo de nuevas aplicaciones, quizás lo que menos debe de preocuparnos es su valor económico; lo que más, nuestra información personal.

Ojo con dónde llevas el móvil

Agencia Ojo con dónde llevas el móvil

Publicidad

Estás disfrutando con tus amigos de una plácida tarde en una terracita de verano. Alguien se acerca a la mesa y distrae tu atención poniendo un cartel frente a tus ojos: "No tengo dinero para comer. Ayúdame con lo que puedas". Le das un euro y te sonríe. Sigues con tu conversación. A los cinco minutos, echas de menos tu móvil, que dejaste encima de la mesa. “¿El móvil? ¡Si lo dejé aquí!”. 600 Euros de Android/Iphone; medio mes de trabajo.

Pasan los minutos, tu angustia se incrementa mientras piensas en las fotos de tus  viajes, las conversaciones de Whatsapp, los emails picarones con tu pareja, aquellas fotos íntimas y… tus contraseñas guardadas por defecto.

Antes de valorar cómo puedes "salvar tu vida", has de saber que Google adquirió Android en el año 2005, por lo que todas las aplicaciones disponibles en tu móvil con ese sistema operativo están administradas por esta empresa y tendrán asociadas un correo Gmail. Aunque me pongo en el caso de Android, esto también le puede suceder a tu Iphone.

Cambiarán la contraseña de tu cuenta de Gmail
La gran protagonista de esta tragedia será tu cuenta de Gmail. Ten en cuenta que, aunque el malo no tiene tus contraseñas, tiene acceso al contenido de tu cuenta de correo, así que todas las notificaciones que recibas para la recuperación de contraseñas te llegarán a esa misma cuenta. La cosa no pinta bien.

Su primer objetivo es recurrir a los formularios de recuperación de contraseña a través de un navegador web en un ordenador. Haciendo click en “¿Necesitas ayuda?” y posteriormente en “he olvidado mi contraseña”, introducirá nuestra cuenta de correo, que habrá visto fácilmente en tu móvil.

Cambio de contraseñas en Gmail

Durante el proceso de recuperación de password, Google le dejará elegir entre enviar la nueva contraseña a otra cuenta de correo electrónico o continuar este proceso a través del teléfono móvil asociado a la cuenta. Es más fácil recibir un SMS al móvil que nos han robado; después, un código de verificación y listo.

Después serán las redes sociales
Con nuestra cuenta de gmail secuestrada, el malo puede cambiar las contraseñas de nuestras cuentas en las redes sociales. En el caso de Twitter (también valdría para Facebook) es suficiente con acceder a la "configuración de tu cuenta" y seguir los pasos que le indica para cambiar la contraseña “olvidada”. Introducirá la cuenta de gmail y tu Twitter estará en sus manos.

Contraseñas en Twitter

De compras con tu móvil

Ahora, nuestro ladrón aprovechará la ocasión para comprarse algo caro en Amazon, así que a lo mejor el hurto no sólo se queda en los 600 euros del teléfono. Si tienes activada la opción de “Pedido en 1 Clic Móvil”, podrá comprarse una bici a tu costa, que se cargará automáticamente en la cuenta de tu móvil, sin necesidad de identificarse, con todos los datos, incluidos el método de pago ya predeterminado y que guarda por defecto. Podría seguir con otras aplicaciones, como Spotify o Google Store.

Compras con tu móvil en Amazon

¿Qué opciones tengo si me roban el móvil?
Tienes unos minutos para decidir. Yo misma, he tardado más en hacer estos pantallazos que en realizar los procesos de recuperación.

Es muy posible que el ladrón sólo quiera tu terminal para venderlo, y lo primero que hará será quitar la batería y la tarjeta SIM; lo formateará y todos tus datos y vida pasarán a la historia (espero que realices copias de seguridad de forma frecuente), incluida su posibilidad de rastreo.

Pero puede ser que el ladrón tenga la seguridad, porque estás en la piscina dándote un buen baño, de que dispone de tiempo suficiente para hacerte todas estas tropelías. Sería el mismo caso que si le concedes ese tiempo mientras tratas de recuperarlo, tratando de averiguar dónde está.

Si el malo no desactivó tu móvil y decides no bloquear la línea
Tu teléfono puede tener instaladas fantásticas aplicaciones tipo “Find My Mobile” y Android Device Manager, para rastrear su situación. Si lo habilitas en tu teléfono, podrás acceder a una web para elegir cualquiera de las acciones posibles: Generar un timbre en el móvil para encontrarlo por el sonido, bloquear el acceso a todo el móvil con una contraseña y borrar los datos del equipo de forma remota (aunque no tengas el teléfono).

Administración de dispositivos

Las funciones de localización y rastreo no son la panacea

Para que funcione la localización, el teléfono debe estar encendido, esa opción activada y con conexión a Internet. No es necesario que tenga la tarjeta Sim ya que si se conecta a Internet mediante Wi-Fi el rastreo debería funcionar, por lo que si tu teléfono sigue encendido, las aplicaciones de rastreo deberían darte su localización. Si el teléfono está apagado, lo mucho que podrás saber será el lugar de su última ubicación, es decir, donde lo apagó.

El simple gesto de deslizar el dedo por la pantalla para acceder a tu menú de inicio es muy cómodo, pero poco efectivo. Establece un código de desbloqueo; al principio es tedioso, pero acabará siendo un proceso tan automático como abrocharse el cinturón de seguridad. Por supuesto, no utilices las claves de siempre ni las que vienen configuradas por el defecto.

Denuncia el hurto o pérdida en una comisaría y si conoces su ubicación, deja actuar a la Policía, no sea que al ir a por tu móvil te encuentres una sorpresa.

Publicidad