TecnoXplora » Internet » Ciudad con ley

INTERNET CIUDAD CON LEY

Estafas-gancho en Whatsapp: Mensajes que jamás debes reenviar ni responder

¿Quién no ha recibido un mensaje extraño en Whatsapp, de un remitente desconocido? ¿De dónde vienen? ¿Cómo se idean esos mensajes? ¿Cuál es su objetivo final? Engañarte, por supuesto.

 

Mensajes fraudulentos en Whatsapp

Internet ciudad con ley Mensajes fraudulentos en Whatsapp

Publicidad

Es muy probable que te preguntes por qué te llegan mensajes extraños a whatsapp, que no esperas recibir y que te piden que compruebes si tienes agregado un contacto, que reenvíes un mensaje diez veces porque whatsapp pasará a tener un coste mensual, desaparecerá en 48 horas o que hay una atractiva persona esperando a que le respondas. Todas ellas son argucias-gancho que te llevan inevitablemente a pinchar sobre el enlace que te envían o a reenviar sin pensar.

Buscan precisamente eso, que caigas en la trampa. La gran mayoría de delitos cometidos a través de Internet son muy básicos.  Los cibercriminales saben y conocen la clave: buscar un engaño efectivo para que pinches un link o difundas  un mensaje que pretenden viralizar.

¿Realmente crees que Whatsapp necesita que reenvíes sus avisos?

Fácil, fácil: un engaño previo y una infección posterior, a través de un virus, un malware o un mensaje que anuncia una tragedia y que te veas obligado a difundir para “salvar” al resto de tus contactos. Los malos ingenian sus argucias; a ver, a ver, piensan: ¿Qué me puedo inventar para ser creíble? Lo más usual es que el mensaje que recibas contenga el nombre de una fuente conocida y fiable tipo whatsapp, un banco, Policía o el pobre de tu contacto ya infectado, y un contenido que llame a tu ingenuidad, curiosidad o morbo. La combinación perfecta.

¿ Cómo identifico los mensajes trampa cuando lleguen a mi whatsapp?

Por un lado, tenemos los más inofensivos, los bulos (los habrás visto como hoax). ¿Qué buscan esos bulos? Sus objetivos son colapsar el servidor de la aplicación, crear confusión, molestar y sobre todo desacreditar, en este caso a Whatsapp, para provocar que los usuarios se den de baja de este servicio.

Por otro lado están los mensajes malos y peligrosos que contienen malware.

El comportamiento de un malware móvil es similar al de un virus en tu PC. Recibes un mensaje del tipo “¿Es éste uno de tus contactos?” Supuestamente contienen un "archivo adjunto", por ejemplo, una foto o un link a un contenido morboso. Vas y cliqueas. Has activado un código maligno que puede capturar tu información personal, ver el contenido de tus mensajes, enviar mensajes de texto no deseados a otros contactos, modificar tus configuraciones de seguridad permitiendo que se instalen aplicaciones de dudosa procedencia o no oficiales, atascar las velocidades de procesamiento del teléfono, borrar al azar archivos importantes, robar imágenes guardadas en la cámara y bloquear tu teléfono por completo.

Mensajitos a números desconocidos

Es un número corto del tipo 22226. Te pedirá que contestes o que llames al número del mensaje. Si respondes, la consecuencia será la suscripción a los denominados Servicios Premium, mensajes de tarificación adicional que suponen un sobrecoste en tu factura cuando recibas uno de ellos.

Llamadas a atractivas mujeres
Recibes un mensaje de un número de teléfono extraño, en ocasiones extranjero, con la foto de una atractiva mujer que te whatsapea: "Eyyyy, uhmmm", suficiente para que te veas tentado a llamar. Te puede la curiosidad y llamas. Al otro lado, tu amiga de Ghana que te dice en un español horrible: "soy nuevo en este país y quiero conocer chicos". Mientras esta supuesta tipa te dice cuatro tonterías por teléfono, un sistema de tarificación adicional corre como la espuma y te liquida el saldo.

¿Cuál es el truco?
El objetivo de todos estos timadores es que no pienses. ¿Mensaje que no te cuadra? Borrar y bloquear, y se acabaron las tentaciones.

Si abres la puerta de tu casa a un extraño, ¿le dejarías pasar? Entonces, ¿por qué lo haces en tu móvil?

Publicidad