TecnoXplora » Internet » Ciudad con ley

INTERNET, CIUDAD CON LEY

Descubres una cuenta erótica con tus fotos en una red social… Y no se considera delito

Las suplantaciones de identidad son uno de los sucesos más frecuentes en la red. El anonimato y las facilidades de registro o imposibilidad de garantizar accesos con identidades reales provocan que, en ciertas ocasiones, suplantadores de identidad utilicen nuestra imagen y datos personales para desacreditar, en la mayoría de casos, a nuestra persona o empresa. Has de saber que no es delito.

Robo online de identidad

Silvia Barrera Robo online de identidad

Publicidad

El momento en que descubres que hay alguien haciéndose pasar por ti
Se hacen pasar por ti, y da igual si tienes o no perfil en redes sociales. Te ha llegado un mensaje de whatsapp en el que uno de tus amig@s te pide explicaciones sobre ciertos insultos en Facebook. También hay situaciones embarazosas: de repente, gente desconocida te manda mensajes o te llama. Supuestamente, han visto tu perfil en Twitter o Linkedin. Aparecen publicadas algunas de tus fotos con poca ropa y un anuncio que dice que te ofreces como chic@ de compañía.

Otra posibilidad es que descubras una cuenta de Twitter con el logo/anagrama de tu empresa o tu asociación pro-derechos, que vende objetos sexuales e insulta a la competencia. Rápidamente, lo pones en conocimiento de tus contactos y seguidores: hay alguien que se está haciendo pasar por ti o por lo que representas.

No creas que sólo afecta a personajes públicos, como políticos, instituciones, deportistas, cantantes o presentadores de televisión. Puede haber varios motivos por los que alguien te quiera desacreditar y humillar. Estás siendo víctima de uno de los mayores problemas de la Red y su anonimato: la suplantación de identidad.

Un comportamiento que no es delito
Hay una amplia creencia de que las suplantaciones son delictivas. Sí, lo sé, hay un delito en el artículo 401 del Código Penal sobre "usurpación de estado civil" que habla de ellas, pero siento informarte de que no se aplica a la mayoría de estos casos. Este delito de usurpación ampara sólo comportamientos muy específicos, en los que la utilización de identidades ajenas se produce de forma permanente y para la comisión de otros delitos como fraudes o falsedades. Como ves, estos casos son muy diferentes a la sola y única utilización de fotos e información personal para abrir perfiles, o publicar contenidos en nuestro nombre sin autorización. Por mucho daño moral que te puedan provocar, de momento no están bajo la protección del derecho penal.

La mayoría de las denuncias por estos hechos son archivadas
El hecho de que la mayoría de procesos denunciados acaben en archivo, por no tener un delito específicamente contemplado para estas conductas, enmascara y ningunea situaciones verdaderamente angustiosas para las víctimas. Lo más probable es que tu denuncia sea archivada por falta de relevancia penal o, en el mejor de los casos, se instruya un proceso por falta de vejaciones injustas (dependiendo de los comentarios que puedan hacer en tu nombre). Esto NO nos permite obtener autorización judicial para que la red social nos facilite los datos de registro del usuario que te está suplantando. Es decir, no podremos saber quién es tu suplantador. Y en el remoto caso de que la Policía sí obtuviera autorización judicial, sería la red social en cuestión la que decida si darnos o no los datos de tu suplantador, tras valorar la idoneidad de la medida y la gravedad del hecho.

Esto pone de manifiesto que, a pesar de que un Juez  solicite a la red social que nos facilite los datos de tu suplantador, al estar en territorio extranjero, no está sujeta a la legislación española y, por lo tanto, tampoco estará obligada a colaborar con las autoridades de nuestro país.

Debes reportar los perfiles suplantadores y esperar
Vista la situación, quizás el medio más efectivo para solucionar tu problema sea comunicar a la red social que alguien está suplantando tu identidad. Pondrán a tu disposición formularios de acceso, que son muy fáciles de completar.

El proceso de retirada del perfil puede durar días. Mientras tanto, tendrás que hacer alarde de fortaleza, sabiendo que hay un perfil desconocido que no puedes controlar, que lleva tu foto íntima como imagen de perfil e incluye tu número de teléfono junto al ofrecimiento de favores sexuales.

Aunque lo reportes a la red social, no siempre son retirados
No obstante, y así te lo advierten las redes sociales en su normativa de uso,

Los reportes para retirar contenidos de perfiles y páginas están sujetos, no obstante, a su estudio previo; así te lo advierten las redes sociales en su normativa de uso. El hecho de que lo comuniques no te garantiza su eliminación si ellos consideran que no vulnera sus propias políticas. Si no estás de acuerdo con su política de uso, ya sabes, no las aceptes. Igualmente, las redes sociales te dan posibilidades de reportar suplantaciones aunque no tengas perfil en ellas. Si tu imagen y datos personales han sido utilizados en cualquier otra web, comunícaselo a sus administradores para que lo retiren lo antes posible.

Ten presente todas estas alternativas y, sobre todo, no pierdas la paciencia. Denunciar no siempre es la solución a estas situaciones.

Publicidad