TecnoXplora » Internet

LA POLÉMICA INVADE LA PLATAFORMA

Canales y vídeos borrados: ¿qué está pasando en YouTube Kids?

Nació como una iniciativa interesante, pero se está desmoronando al tiempo que las polémicas invaden el proyecto.

YouTube Kids

YouTube Kids YouTube Kids

Publicidad

Hace tiempo que YouTube Kids se presentó como un nuevo servicio muy interesante dentro de YouTube. Y es que, con el conglomerado de contenidos de todo tipo que aparecían en la plataforma, parecía buena idea hacer un filtrado para catalogar y almacenar de manera especial todos aquellos dedicados al público infantil.

El problema de partida era que los algoritmos de YouTube no son perfectos, de modo que si dejabas a tu hijo viendo 'Pocoyó', no sería especialmente improbable que, cuatro o cinco vídeos relacionados después, acabase viendo a Wismichu.

La apuesta de Google no sólo parecía buena en el sentido educativo y de curación de contenidos, sino también en el publicitario. Y es que si consigues segmentar bien a una audiencia muy definida, la publicidad que te entrará siempre será más efectiva y, por tanto, todos saldrán ganando, los usuarios, las marcas... y el propio YouTube.

Aluvión de contenidos inapropiados

Sin embargo, todo se está viniendo progresivamente abajo. Las críticas aparecieron prácticamente desde el día de su nacimiento, con muchos padres denunciando que los contenidos almacenados en YouTube Kids no siempre eran convenientes para sus hijos, ya que tenían escenas que podrían considerarse violentas o, como poco, no aptas para ese tipo de público.

Al final YouTube ha tenido que admitirlo: tiene un serio problema con la plataforma. Para intentar solucionarlo, ha borrado millones de vídeos perjudiciales y ha dado de baja hasta 50 perfiles que no consideraba adecuados para YouTube Kids.

Entre ellos, el de 'Toy Freaks', una cuenta que, bajo la apariencia de ser contenido infantil, mostraba a un padre de familia en vídeos en los que sus hijas sufrían las 'jugarretas' de su progenitor, que en ocasiones incluso llegaba a provocarles el llanto delante de la cámara.

La maldición del 'family friendly'

Pero esto no ha sido suficiente: el problema, aunque menor, todavía existe a día de hoy. Por ello YouTube ha lanzado nuevas medidas para controlar la difusión y popularización de este tipo de contenidos. La plataforma, asegura, ha reforzado sus sistemas de control y vigilancia de los vídeos, además de mejorar también la rapidez con la que actúa cuando un usuario de YouTube Kids marca un contenido como inapropiado.

En realidad esto ha acabado provocando un pequeño batiburrillo, sobre todo si lo comparamos con algunas de las decisiones que YouTube ha tomado en los últimos meses. Una de las más polémicas tuvo lugar cuando advirtió a varios de los 'youtubers' más famosos de que si querían seguir siendo relevantes tendrían que hacer contenido 'family friendly', es decir, dirigido a cualquier miembro de una familia media, sobre todo a los más pequeños.

Esta decisión suponía una serie de cosas que no gustaron a muchos 'youtubers': desaparición de las palabrotas, imágenes o escenas de violencia que en realidad son de muy bajo nivel, pero que quizá resultan inapropiadas para el público infantil.

La cosa era seria: si los 'youtubers' no se atenían a esas nuevas normas, su relevancia dentro de la plataforma bajaría y no les llegarían todas las campañas de publicidad. Perderían, por tanto, gran parte de los ingresos que a día de hoy les mantienen viviendo de sus vídeos.

Ahora mismo, en definitiva, YouTube tiene un marrón importante entre manos: por un lado, necesita seguir teniendo contentos a sus 'youtubers' más famosos, pero por el otro también necesita urgentemente solucionar el problema de YouTube Kids, curar los contenidos que ahí aparecen y mostrarse como un portal serio cuando los padres decidan fiarle el entretenimiento de sus hijos.

Publicidad