TecnoXplora » Internet

LA MITAD DE LOS JÓVENES YA NO ACTUALIZA SU VIEJO BLOG

La blogosfera ha muerto y deja muchos cadáveres en la cuneta

Era 2008 y tú tenías un blog. Escribías de viajes y te invitaban dos semanas a Tailandia con todos los gastos pagados –masaje incluido-. Publicabas cuatro párrafos de tecnología, con dos fotos y diez enlaces y en las conferencias te presentaban como gurú. Hoy, si tienes un blog, eres un náufrago digital.

Dia del veterano (11-11-2011)

EFE Personas en un cementerio.

Publicidad

O bien en las pasarelas de moda, qué tiempos, te reservaban un asiento en el front row y las celebrities se preguntaban quién es esa / ese, retorciendo el labio. Porque tú molabas, tenías un… blog. Incluso mirabas por encima del hombro a los periodistas en alguna que otra rueda de prensa.

Ser bloguero era subir varios peldaños en el estatus social (media). No conocías Facebook ni Twitter –ni falta que te hacía- ni tenías ni idea de lo que significaba ser youtuber.

Hoy, ha pasado más de un lustro de aquellos buenos tiempos. Hoy, la blogosfera ha muerto. Y ya podemos hablar bien de ella. Recuerda, es muy feo insultar al difunto en el tanatorio.

Porque si nos fijamos bien, los usuarios más jóvenes -los millennials-, aquellos de entre 18 y 30 años; es decir, quizás tú, te conectas a internet con el móvil, estás en Twitter, porque eres adicto a un trending topic, te comunicas con tus amigos por WhatsApp y enseñas lo que mola tu vida en Instagram.

“Solo la mitad de los adolescentes sigue actualizando su blog como lo hacía hace apenas cuatro años, y una gran parte de los millennials veinteañeros o treintañeros también han dejado de actualizarlo”, explican en un informe los expertos de Pew Research.

Su análisis no dictamina la defunción de la blogosfera, pero si delata que está casi moribunda, en coma o en manos de padres o abuelos; esto es, las generaciones del pasado.

“La menor actualización de los blogs puede estar relacionada con el rápido crecimiento de la popularidad de las redes sociales”, añaden en sus conclusiones.

En definitiva, la blogosfera se muere y muchos de sus supervivientes (¿tú?) son náufragos digitales.

“Mientras el blog parece haber alcanzado su punto máximo, los usuarios están publicando contenido en otros espacios sobre su vida, reflexiones sobre el mundo, chistes y enlaces en otras redes sociales de microblogging, como Twitter”, confirma dicho estudio.

Porque ahora, con Facebook, Twitter o Instagram o YouTube el mensaje es más corto, intenso o insustancial, pero tu estatus es mucho más... cuantificable.

Todos saben cuánta gente te sigue como Forrest Gump, y tu red social es un escaparate en el que muestras tu currículo de 'me gusta', los retuits o el millón de visualizaciones de tu vídeo.

Hoy, lo que mola es vivir de YouTube. O ser tuitero y que Topsy te etiquete como 'influential', 'highly influential' y demás zarandajas.

Si hace cinco años ser bloguero no era más que un traje irreverente que te permitía acudir en zapatillas a un cóctel de rigurosa etiqueta, hoy si tienes un blog eres el último Mohicano de una tribu llamada blogosfera, que, repito, ha muerto de cansancio, aburrimiento, desinterés o desidia.

Y que ha dejado muchos cadáveres en la cuneta.

“Y bailaré sobre tu tumba”, cantaba Siniestro Total.

Q.D.E.P. (1997-2014)

Publicidad