TecnoXplora » Internet

Internet

El auge de las videollamadas dispara las estafas de sextorsión

La pandemia de COVID ha propiciado un mayor número de estafas de este tipo que buscan chantajearnos

Haciendo una videollamada

Photo by Tim Gouw on Unsplash Haciendo una videollamada

Publicidad

La pandemia nos ha cambiado a todos, y no solo por el evidente impacto del virus en nuestra vida social, sino también en la laboral y educativa. La necesidad de mantener la distancia social ha disparado el uso de las apps y herramientas de videollamada y así seguir manteniendo la actividad lejos del virus. Pero como todo cambio, nos puede traer cosas buenas y cosas malas. Las buenas ya las conocemos, pero no son tan visibles las consecuencias nefastas que puede tener gracias a la acción de mafias que quieren aprovecharse de este aumento en el número de llamadas de vídeo. Ya que este pasado mes de enero ha sido el peor en lo que se refiere a casos de sextorsión reportados en España.

Más de 36.000 ataques solo en enero

Los investigadores de amenazas de Avast, una de las soluciones de seguridad más populares del mercado, han detectado un total de 36.759 ataques de sextorsión sexual solo en España durante el mes de enero de 2021. Por tanto cada vez existe más riesgo de ser víctima de una de estas estafas, que buscan hacerse con nuestro dinero poniéndonos en un aprieto con presuntos materiales sexuales con los que chantajearnos. Estas estafas mayoritariamente se basan en amenazas basadas en afirmaciones falsas. Se trata de un chantaje en el que muchas personas pueden caer por el simple miedo a que esas afirmaciones sean verdaderas.

Un ejemplo de sextorsión | Avast

Y como es habitual, los delincuentes aprovechan cualquier situación de vulnerabilidad, como la generada por la pandemia de COVID-19 para poder hacer su agosto. Ya que el aumento de las reuniones de este tipo a través de videollamadas son cada vez más numerosas, existen más posibilidades de que las potenciales víctimas accedan a pagar un rescate por esos materiales que presuntamente los podrían exponer ante su entorno. La gran mayoría de las veces este tipo de mensajes no tienen recorrido alguno, y más si sabemos perfectamente que no han podido grabarnos en ninguna situación delicada que pueda ponernos en un aprieto.

El aumento del uso de plataformas como Zoom ha llevado a los delincuentes a aprovecharse de la situación y apelar en sus comunicaciones con las víctimas que se han aprovechado de vulnerabilidades en la plataforma de vídeo para poder acceder a nuestros contenidos comprometedores, nada más lejos de la realidad. Lógicamente de todos los mensajes que envíen aleatoriamente, siempre habrá quien se crea la historia y acceda a pagar el rescate de esos contenidos inexistentes. Desde Avast recomiendan ignorar cualquier mensaje de extorsión de este tipo que nos llegue a la bandeja de entrada del correo electrónico.

Por tanto hay que extremar las precauciones cuando utilicemos este tipo de servicios, ya que aunque estas estafas se basen mayoritariamente en amenazas falsas, paralelamente es seguro que van a intentar acceder a las grabaciones de cuantas personas puedan para poder utilizarlas en su contra. Como en tantas cosas es el sentido común el que nos liberará de estas amenazas, porque si sabemos que no hay nada que usar contra nosotros es evidente que se trata de una información falsa, un auténtico farol para amedrentarnos.

Publicidad