AUMENTA EL NÚMERO DE VÍCTIMAS

AUMENTA EL NÚMERO DE VÍCTIMAS

Así son las triquiñuelas que usan los estafadores en las citas online

El fraude en las webs de las citas online es más habitual de lo que cabe pensar, y el número de personas que cae en él bastante grande.

Javier Pérez Rey | @javierperezrey | Madrid | 01/02/2017

Fraude de citas online
Fraude de citas online | 13frames en Flickr bajo licencia CC

Ambos sois de mediana edad y estáis solteros o divorciados, os consideráis sinceros, honestos y estáis en búsqueda de amor o una simple compañía. Y, en un momento dado, a uno de los dos os surge un apuro económico. Parece el típico timo en el que casi nadie caería, pero la estafa en los tiempos de webs de contactos está a la orden del día. Y no nos referimos a la física, sino a la económica.

En Reino Unido están teniendo un auténtico problema nacional con este asunto, no sólo con los casos conocidos, sino también con los que no afloran por vergüenza. La Oficina Antifraude cifra en 3.889 los casos atendidos en 2015, con una cantidad total estafa de 45 millones de euros. Según cuenta 'The Telegraph' el 60% de los afectados son mujeres y el 40% hombres.

En la mayoría de los casos actúan desde países extranjeros, por lo que es difícil perseguir el delito, y las personas que ponen en el último de mira son inteligentes y con éxito (al menos en lo laboral). Por ejemplo, un falso ingeniero logró estafar a través de un perfil falso más de un millón de euros a una mujer para finalizar un supuesto proyecto solidario en África, con un montón de vicisitudes posteriores dignas de una película de sobremesa, según recoge un programa de la 'BBC' que cuenta éste y otros casos similares.

El 'modus operandi' de los estafadores

Los seductores con intereses espurios suelen escoger cuidadosamente los perfiles con aspiraciones más románticas y comprueban lo confiados que pueden llegar a ser. Para ello intentan ganarse su simpatía contando una historia dramática, de divorcios tras infidelidades o después de haber cuidado a una pareja con una enfermedad terminal.

Si alguien acepta este “equipaje emocional” ficticio y entra el trapo intentan conocer sus vulnerabilidades cambiando los hábitos de la otra persona. Quieren provocar una sensación de mariposas en el estómago para la que, fuera de la plataforma de citas, necesitan llamar la atención constante de la víctima.

Crean una especie de nueva intimidad, acaparando el tiempo de la otra persona, creando un nuevo mundo de gustos, miedos y deseos conjuntos. Pero también sacan a los otros de la zona de confort en una especie de reto que puede conllevar practicar 'sexting' o el pago de dinero en concepto de ayuda para una situación trágica.

La persona que cae en la estafa acaba creyendo que sólo evitando este escollo inventado por el estafador podría continuar el nuevo sueño juntos, una técnica de marketing bastante vieja pero efectiva. Hacer sentir mal a la otra persona, apelando a su inseguridad para conseguir el fin delictivo, es otra de las técnicas usadas.

Consejos a seguir para evitar estas situaciones

Los ladrones suelen sacar a su víctima lo más rápido posible de la plataforma de citas, por lo que si hay sospechas puedes informarles para que investiguen el perfil. También tú puedes hacer tus investigaciones preguntándole por su nombre completo y buscando otros perfiles de la persona con la que estás hablando (puede parecer una pregunta incómoda, pero no tendría por qué pasar nada). También puedes hacer lo propio con sus fotos en Google Imágenes o TinEye.

Desvirtualizarse antes de tener una implicación emocional es la mejor opción, pero si no es posible también lo es informar a algún amigo del progreso de tu relación. Y, por último, no seas muy prolijo a la hora de dar información tuya a la ligera...

Los mas vistos

Becas Red Leonardo

¡Abierto el Plazo! Becas a investigadores y creadores culturales

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.