Una forma de aumentar nuestra conciencia ambiental

Una forma de aumentar nuestra conciencia ambiental

Así puedes medir tu huella de CO2 en emojis

La huella de CO2 es una manera de poder medir lo que contaminan nuestras actividades diarias, y esta original calculadora lo hace de manera muy gráfica.

Polución y emojis
Polución y emojis | Pixabay
Jorge Sanz Fernández
  Madrid | 14/06/2019

La huella de carbono se ha convertido en una manera de poder medir hasta qué punto algo o alguien es capaz de contaminar con sus actividades al planeta. Esta huella de carbono no deja de ser un indicador ambiental que aglutina los gases de efecto invernadero que ha emitido un individuo, organización o producto, reflejándose en un indicador, que coloquialmente conocemos como la huella de carbono. Hay muchas calculadoras en Internet que nos dicen cuánto contaminamos traducido en la huella de carbono, pero la que hemos conocido ahora sí que nos ha llamado la atención.

Mide tu huella con emojis de manera gráfica

Ayudar a que el planeta no se deteriore más o que revierta su situación es misión de todos, es algo evidente. Y sin conciencia ecológica esto es algo muy difícil de conseguir, por tanto, todo aquello que nos traduzca de manera gráfica qué consecuencias medioambientales tienen nuestros actos, es bienvenido y ayuda a crear un poco más de esa conciencia ecológica en todos. Una buena forma de concienciarse es saber qué consecuencias tienen para el planeta gestos tan cotidianos como ir a trabajar, a hacer la compra en el coche o hacer un pequeño viaje.

Así muestra esta web nuestra huella de CO2 | Move.wiki

Ahora gracias a una peculiar calculadora, podemos ver toda esa huella de CO2 traducida a emojis. Estos emoji no aparecen por casualidad, sino que cada uno supone una medida distinta para reflejar la huella de carbono que genera una determinada actividad. Por tanto, cuanto más pequeño es el objeto que refleja el emoji, más de ellos son necesarios para mostrar el equivalente de nuestra huella de CO2. Por tanto, es una buena forma de hacernos una idea de cuánto estamos contribuyendo a esa huella de carbono. Todo lo que hay que hacer es entrar en la web de Move Kiwi, esta nos ofrece una gran casilla, donde debemos introducir una cifra en kilómetros o millas que represente un trayecto que habitualmente hagamos, como decíamos antes, por ejemplo al trabajo, el colegio de los pequeños, la universidad y un largo etcétera. Cuando hayamos elegido la cifra, nos toca seleccionar en qué emoji se va a traducir, tenemos varios a nuestro alcance. Podemos elegir entre balones de baloncesto, ordenadores portátiles, árboles, aviones, koalas, teleféricos, café, sushi, pez globo o hamburguesas.

Cuando elijamos cada uno de estos objetos, veremos una pequeña descripción que nos explica cómo se ha llegado a la conclusión sobre la medida que representa cada uno de los emoji. Por tanto, podemos hacernos una idea perfecta acerca de cuánto contaminamos recorriendo según qué kilómetros. De hecho hacen uso del emoji menos utilizado en Internet, el del teleférico, para decirnos por ejemplo que recorrer 100 kilómetros en bici es equivalente a llenar 47 teleféricos de Co2, lo que sin duda como podéis imaginar es mucho espacio. Por tanto, es una manera bastante sencilla y desenfadada de traducir algo tan grave para el planeta como la huella de carbono que generamos en cada uno de los medios de transporte más utilizados, desde andar a hacerlo en nuestro coche particular.

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.