Nunca se sabe cuando necesitaremos hacerlo, pero es una función muy útil

Nunca se sabe cuando necesitaremos hacerlo, pero es una función muy útil

Así puedes enviar un correo electrónico de forma anónima

Dependiendo de la situación, podemos vernos abocados a enviar correos electrónicos de manera anónima, no es lo más habitual, pero desde luego es una herramienta que nos puede venir muy bien.

El correo electrónico ha perdido algo de popularidad en los últimos años con la llegada de las apps de mensajería, pero a pesar de ello sigue siendo una herramienta muy utilizada sobre todo a nivel profesional. En otros tiempos el correo electrónico se utilizaba para enviar fotos a otras personas desde el móvil, antes de la llegada de WhatsApp, y ahora su utilización se ha hecho más sencilla que nunca. Puede que te veas en la tesitura de querer enviar un correo electrónico a otra persona de manera anónima, no vamos a entrar a valorar las razones, porque lo único que vamos a hacer es ofrecerte la posibilidad de poder hacerlo, enviar un correo electrónico sin que el receptor sepa quién se lo ha enviado.

La herramienta de correos anónimos Eskimo | Eskimo

Cuando enviamos un correo electrónico el receptor puede ver de forma automática quién le ha enviado el mensaje, y es algo que no podemos cambiar si utilizamos un cliente de correo electrónico estándar, como Gmail y otros similares. Para poder enviar un correo electrónico de manera anónima, normalmente tenemos que recurrir a la web, desde donde podemos encontrar distintos servicios que hacen este trabajo por nosotros, el enviar mensajes a quien queramos sin desvelar nuestra identidad, y por tanto confundiendo aún más a la persona que recibe el correo electrónico, que no sabe en absoluto quién le ha enviado ese correo electrónico. Pues bien, como decimos, tenemos la posibilidad de hacerlo a través de una página web, esta se encarga de enviar el correo electrónico sin un remitente. Y en el caso de la web a la que nos referimos ahora, permite incluso añadir cierta confusión al remitente, e incluso alguna pista de quien somos, por si queremos darle misterio al mensaje y pasar un rato divertido esperando a ver si la persona que ha recibido ese mensaje anónimo es capaz de saber quienes somos. Para hacerlo podemos entrar en la página web de Eskimo. Una web dedicada en exclusiva al envío de mensajes anónimos a través de la red.

Así ve el receptor el correo recibido | Eskimo

Una vez que entramos en esta página web, debemos rellenar distintos campos, como por ejemplo el de la persona que está enviando el correo. Aquí no desvelamos nuestro nombre, sino que podemos decir que somos un amigo, un compañero del trabajo, un familiar, un amigo de un amigo, o directamente decir que somos cualquiera, sin más. Después introducimos la dirección de correo electrónico donde queremos enviar el mensaje, y después solo tenemos que pulsar sobre el botón de envío, en ese momento veremos un botón verde en la parte inferior que nos confirmará que el correo electrónico se ha enviado a su destinatario. Ahora toca saber qué es lo que recibe el receptor, algo que hemos conocido al enviarnos a nosotros mismos el correo. Y como se puede ver, el receptor verá que alguien le ha enviado un Eskimo. Y en este caso nos dice que ha sido enviado por un amigo de un amigo. Debajo podemos ver el mensaje que hemos enviado, lo que es el cuerpo de texto. Con esto queda claro que alguien se ha preocupado por enviarnos un correo electrónico anónimo, que nos quiere decir algo sin desvelar quiénes somos. Desde luego es la herramienta perfecta para gastar una buena broma a otras personas, porque no queremos pensar en otros usos más opacos de esta herramienta.

Jorge Sanz Fernández
  Madrid | 06/05/2019

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.