DE SIRI A GOOGLE NOW

DE SIRI A GOOGLE NOW

Así funcionan los asistentes de voz, la penúltima revolución tecnológica

La intersección entre el poder computacional en la nube, la maestría con el silicio y el foco de las compañías de Silicon Valley en la inteligencia artificial trazan un futuro de comunicación por voz entre humanos y máquinas.

Asistentes de voz
Asistentes de voz | Amazon Spotify

Los consumidores comienzan a percibir su silueta con los avances y propuestas de Google, Amazon y Apple.

Jeff Bezos, fundador y director ejecutivo de Amazon, aseguró que Alexa será -junto a sus negocios en la nube, Prime y sus actividades de minorista- uno los grandes cuatro pilares de la compañía. Alexa es un asistente artificial controlado por la voz que reside en Echo, un altavoz destinado para el hogar que ya cuenta con más de 3.000 comandos y tres millones de ventas, según los datos de Consumer Intelligence Research Partners.

Es un éxito, y Google sigue sus pasos con Home, un altavoz gobernado por Assistant, que engloba las habilidades del gigante, las engloba y simplifica.

Ambos escuchan todo el rato, pero van descartando información constantemente hasta que se pronuncian sus nombres: "Alexa", en el caso de Amazon, o un "Ok, Google", en el caso de Assistant. La guerra se cierne sobre tu salón.

El comando es interpretado por un algoritmo de reconocimiento de voz, cuya mayor virtud es la comprensión del acento, tono y contexto, algo en lo que están trabajando todavía. Las palabras son convertidas a una serie de datos con los que filtrar una búsqueda o una operación en los servidores de Google o Amazon, que es donde reside la magia y el tratamiento de datos masivos. El asistente da 'feedback' por voz cuando obtiene lo que el usuario busca.

Lo humano, el objetivo

Google presentó en su última conferencia su meta de hacer que la voz de su asistente sea menos artificial y más humana, una de las barreras que impiden, tal vez, la abstracción total al usar la tecnología.

Siri, el asistente de Apple que vive en casi todos los productos de la compañía, actúa de forma ligeramente diferente, ya que no recolecta datos de todos sus usuarios para desarrollar su inteligencia artificial mediante millones y millones de peticiones que filtrar, clasificar y tratar como no lo puede hacer ningún humano.

Pero Apple piensa que no será una limitación para la evolución de su inteligencia artificial. El aprendizaje íntimo -Siri aprende sólo de ti-, unido a una constante evolución de sus dotes en el servidor mediante información pública y no perfilada de sus usuarios, son sus armas.

Samsung tampoco quiere descolgarse de la carrera y anunció este pasado miércoles la compra de Viv, un asistente virtual desarrollado por la empresa emergente que dio a luz a Siri antes de que fuese comprado por Apple.

El futuro no son más pantallas, más relojes inteligentes o naves como las de los supersónicos: el futuro es comunicarse de forma más directa, simple e íntima con las máquinas y los servicios.

Félix Palazuelos | @felixpalazuelos | Madrid | 10/10/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.